Diferencias entre los Nokia Lumia 625, Lumia 620 y Lumia 520


Nokia Lumia 625, Nokia Lumia 620 y Nokia Lumia 520

La finlandesa Nokia no le pierde el pulso a eso de ir presentando terminales que engrosen su catálogo de dispositivos inteligentes. Si hace casi dos semanas conocíamos el Nokia Lumia 1020, el potente smartphone que pasa a capitanear la mano del fabricante europeo con sus prestaciones de primer nivel y su súper cámara PureView, ayer daba a conocer el Nokia Lumia 625. Una de cal y otra de arena, que se diría en formas castizas: de lo más potente y destacable a lo más asequible y atractivo para todos los bolsillos que, sin embargo, no le hacen ascos a un cuadro técnico de una calidad más que reseñable.

El Nokia Lumia 625 se convierte en el último eslabón de una cadena de dispositivos que siguen unas pautas bien subrayadas en las aspiraciones de la finlandesa, a saber, precio más que razonable, un conjunto de características técnicas equilibradas y completas, y un diseño que enamore a primera vista. Son directrices que, como decimos, ya siguieron otros equipos, como los Nokia Lumia 620 y Nokia Lumia 520. Ante esto, y dada la vigencia de éstos, cabría preguntarse qué hace falta tener en cuenta a la hora de valorar la compra de uno de estos tres smartphones. Echemos un rápido vistazo a los puntos más relevantes que marcan las distancias entre estos dispositivos.

Nokia Lumia 625

Pantalla

Muy importante. Sin duda, muy importante. No hay acuerdo acerca de la conveniencia de llevar un teléfono con gran pantalla o con un panel compacto. Y es normal. Este apartado está sujeto a las preferencias y necesidades del usuario. Pero sin duda, hay que tenerlo en cuenta. Y las diferencias, de hecho, quedan más que marcadas en el caso de estos teléfonos. Y es que si bien el Nokia Lumia 625 lleva la pantalla más amplia de entre los dispositivos de gama asequible que podamos encontrar en el mercado (4,7 pulgadas), su predecesor, el Nokia Lumia 620, se mezcla entre los que vienen a marcar un formato más estandarizado (3,8 pulgadas). El más económico de los tres, el Nokia Lumia 520, se pone salomónico y permanece en las cuatro pulgadas. En todos los casos, eso sí, se apuesta por una resolución de 800 x 480 píxeles.

Nokia Lumia 620

Diseño y tamaño

No cabe duda de que si hemos hablado de las diferencias que vienen definidas por la pantalla de cada uno de estos móviles, las dimensiones de éstos vendrán a ser igualmente determinantes a la hora de elegir uno u otro. Como de costumbre en estos derroteros, para gustos, colores. Y de hecho, de colores van bien servidos los tres dispositivos, por lo que ahí habrá poco lugar a la dialéctica: quien ande buscando un teléfono disponible en una generosa variedad cromática, podría no encontrar argumentos sólidos para decantarse por un modelo de entre estos tres.

Nokia Lumia 520

Pero la cosa cambia si analizamos el tamaño, peso y acabado de cada uno. El más compacto de todos es el Nokia Lumia 520. No es el más pequeño, distinción que se merece el Nokia Lumia 620, pero sí el que mejor combina sus dimensiones con el peso. Tal es así que es el más ligero de los tres. El más delgado es el Nokia Lumia 620, con un acabado que recuerda al muy recomendable Nokia Lumia 820, aunque sus casi 160 gramos pueden pesar demasiado, nunca mejor dicho, en la decisión final del usuario.

Nokia Lumia 620

Cámara

En calidad de captura fotográfica, aparentemente, estarían igualados los tres. Pero sólo aparentemente. Si nos quedamos en el mero análisis de registro por número de píxeles, podríamos llevarnos a engaño al comprobar que tanto el Nokia Lumia 625 como el Lumia 620 y el Lumia 520 disponen de un sensor de cinco megapíxeles. No obstante, en la práctica el Lumia 625 saca una notable ventaja a sus hermanos pequeños.

Para empezar, dispone de un sensor ligeramente más grande basado en tecnología BSI, capaz de realizar mejores capturas en condiciones con poca luz en escena. Y además, hace posible que realicemos con él filmaciones de vídeo con calidad FullHD, frente al máximo HD 720p de los otros dos. Por otro lado, el Lumia 625 incluye un flash LED, algo que también encontramos en el Lumia 620, pero no en el Lumia 520.

Nokia Lumia 625

Procesador

Las distancias entre los miembros de trío que nos ocupa no se marcan en este punto entre sí, sino más bien entre el Nokia Lumia 625 y los otros dos. Y es que aunque los tres instalan el Snapdragon S4 de Qualcomm —una unidad de doble núcleo—, en el caso del equipo más moderno, la velocidad que alcanza es mayor. Sensiblemente mayor, de hecho. Hablamos de una diferencia mínima, pero ya sabemos que en esto de los smartphones los pequeños escalones pueden marcar una importante distancia a la larga. Lo que nos encontramos en el Nokia Lumia 625 es una unidad que opera a una frecuencia de 1,2 GHz, mientras que los Nokia Lumia 620 y Nokia Lumia 520 lo hacen a un GHz.

Nokia Lumia 520

Conectividad

De nuevo, los matices marcan amplias distancias. Sobre todo si estamos deseosos de sacarle partido a las recién inauguradas redes de datos de cuarta generación. Y es que el Nokia Lumia 625 permite acceder a Internet a través del estándar LTE, cosa que no podríamos hacer con los otros dos teléfonos. Es, además, el equipo de primer nivel más económico del mercado de cuantos están preparados para poder hacer uso de estas redes, lo cual permite que el Lumia 625 se coloque en un lugar de excepción en el mercado.

Por otro lado, el Nokia Lumia 625 también lleva NFC, como el Nokia Lumia 620, pero a diferencia del Nokia Lumia 520. La versión 4.0 del puerto inalámbrico Bluetooth está presente también en los dos primeros, siendo 3.0 el que encontramos en el restante. Puestos a destacar más puntos en disonancia entre ellos, cuando el Lumia 625 funciona en modo 3G, las velocidades punta que es capaz de alcanzar en entornos disponibles es mayor que lo que se consigue con sus precedesores.

Nokia Lumia 620

Autonomía

Hubo un día en que Nokia contaba con el respaldo del público en base a la premisa de la buena autonomía que eran capaces de desarrollar sus dispositivos. Parece que aspirando a recuperar esa distinción, la finlandesa se está poniendo las pilas —aprovechando el juego de palabras—, y sus terminales empiezan a ser la envidia del mercado en este punto.

No obstante, tales son los logros que el fabricante consigue con cada nuevo lanzamiento que consigue sacarse los colores a sí mismo. Y si no, comparemos. Mientras que los Nokia Lumia 620 y Nokia Lumia 520 logran puntas en uso constante en modo 3G de 9,9 y 9,6 horas, respectivamente, el Nokia Lumia 625 se viene arriba y llega a marcar, siempre siguiendo los balances oficiales proporcionados por la propia compañía, unas quince horas. Eso sí: éste instala una batería de 2.000 miliamperios, frente a la unidad de 1.300 miliamperios del Nokia Lumia 620 y los 1.430 miliamperios de la que incorpora el Nokia Lumia 525.

Nokia Lumia 625

Precio

Claro, el precio es importante, como importante es la diferencia que, en relación a las distinciones que hemos descrito en prestaciones, marcan las distancias entre estos teléfonos. Sin duda, el que más convence en relación calidad/precio es el Nokia Lumia 625. Y no es para menos. Pagar 220 euros por un equipo que se instala en la gama media pero que mira sin parpadear en dirección a los terminales más atractivos del mercado es plato de buen gusto para cualquiera que ande huroneando entre la oferta de móviles por debajo de los 250 euros.

Nokia Lumia 520

El Nokia Lumia 620 oficialmente cuesta 270 euros, aunque es de suponer que su precio caiga por debajo de los 200 euros tras el lanzamiento de su hermano mayor, con vistas a mantener una condición competitiva en el mercado. Rivalizaría entonces con el Nokia Lumia 520, que con sus 170 euros es si duda el equipo más económico en relación en sus prestaciones que ahora mismo puede conseguirse si andamos buscando un smartphone solvente y completo.

Etiquetas:

1 Comentario

Dejar un Comentario