googleandroid1

Es verdad que Google ya se ha hecho con buena parte del mercado dedicado a las búsquedas de Internet. Tanto es así­ que ya hace tiempo que se ha posicionado como lí­der desde el principio, incluso por encima de Microsoft, el eterno rival de cartón-piedra. Y es que además de ser el buscador más utilizado por los internautas, ahora está ganando terreno a pasos de gigante con la entrada al mercado de Android. Con el desbocado crecimiento de la adquisición de smartphones o teléfonos inteligentes que se conectan a Internet, también ha crecido el número de fabricantes que optan por incluir Android en sus terminales. Y eso también se ha notado en las cuentas de Google.


googleandroid2

Los datos cantan. Los beneficios de Google han crecido un 32% en este tercer trimestre de 2010, cerrando con 2.170 millones de dólares más, justo después de ingresar 5.480 millones de dólares en un solo trimestre. Los factores de este cambio en los gráficos es muy claro. Según ha explicado la propia Google, el negocio de la telefoní­a móvil lleva a las arcas de Google unos 1.000 millones de euros anuales. Eso hasta el momento. Porque lo cierto es que el pronóstico no podí­a ser más alentador para los de Mountain View. El propio Eric Schmith, consejero delegado de Google, ha calificado los resultados de “excelentes”.

Y cuando las cosas van bien para la empresa, también funcionan de maravilla para los inversores. Cuando Google presentó tan positivos datos, las acciones subieron como la espuma en Wall Street, llegando a un 9% más. Lo cierto es que en total, Google lograrí­a una facturación ascendente hasta los 7.300 millones de dólares, un 23% más de la facturación lograda hace justo un año. Habrá que ver cómo evolucionan las cosas. De momento, sabemos que Android se ha hecho en dos años con el 17,7% de la cuota del mercado de smartphones. Que no es poco.

Fotos de: NialKennedy y Sam Newman

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.