iPhone 5

Entre los datos que se pudieron conocer el pasado mes de octubre tras la muerte del exconsejero delegado y fundador de Apple, Steve Jobs, se señaló que éste habrí­a trabajado en el todaví­a inédito iPhone 5 hasta que la enfermedad que padecí­a le impidió realizar sus labores habituales.

Pocos datos trascendieron entonces acerca de las caracterí­sticas que integrarí­a el nuevo modelo. No obstante, los últimos detalles que han ido conociéndose en forma de filtraciones y rumores ””cada uno con más o menos visos de verosimilitud”” invitaban a pesar que la compañí­a, ahora bajo la batuta del delfí­n de Jobs, Tim Cook, podrí­a haber virado en los planes iniciales del iPhone concebido por el malogrado alma máter de la firma.

Pese a todo, según conocemos a través de Bloomberg, no ha sido realmente así­. Cierto es que algunas de las decisiones que, según se sostiene en los mentideros del sector, se habrí­an tomado para definir el futuro iPhone 5 distan de la lí­nea que Jobs se negaba a abandonar, a saber, el empleo de un formato de pantalla que rompiese con el estándar de 3,5 pulgadas.

iPhone 5

No obstante, a pesar de que el modelo que se pondrí­a a la venta entre junio y octubre sitúe su nueva medida en cuatro pulgadas ””o quizás, un poco más””, la lí­nea concebida por el fundador de Apple se mantendrí­a en el resultado final del terminal.

Es más. Según los datos a los que habrí­an tenido acceso desde el citado medio, incluso Jobs podrí­a haber desdicho el discurso que mantuvo con las cinco ediciones vigentes del teléfono móvil de Apple, y habrí­a estado enfrascado en el rediseño de un terminal que se habrí­a concebido a partir de una nueva filosofí­a condicionada por un nuevo formato de pantalla.

Y de hecho, los encargos que en las últimas semanas he han realizado a proveedores vinculados al desarrollo de paneles con medidas superiores a las 3,5 pulgadas clásicas del iPhone no serí­an parte de una polí­tica ajena a la concepción del fallecido emprendedor norteamericano, sino que habrí­an estado en la hoja de ruta del terminal desde el primer momento.

iPhone 5

No obstante, dado que Apple habrí­a rechazado pronunciarse ante la cuestión a Bloomberg, no se puede dilucidar si realmente el nuevo terminal llevará una pantalla de mayor tamaño que la que se ha instalado en las cinco ediciones conocidas del iPhone.

En las últimas semanas se filtraron informes que aseguraban que el próximo teléfono de Apple tendrí­a un panel de cuatro pulgadas que, a pesar de ganar en tamaño, mantendrí­a los í­ndices de resolución que la firma ha bautizado como Retina, y que en el caso de los iPhone 4 y iPhone 4S define una concentración de 326 puntos por pulgada ””sólo superada actualmente por el Sony Xperia S, que ofrece una pantalla de 4,3 pulgadas y un lienzo de 1.280 x 720 pí­xeles””.

Otra posibilidad que se ha puesto sobre el tapete de la rumorologí­a en torno al próximo iPhone apunta a la integración de la cacareada tecnologí­a autoestereoscópica. Dicho de otro modo, nos referimos a la posibilidad de reproducir contenidos en tres dimensiones que se podrí­an admirar en la pantalla del teléfono sin necesidad de usar gafas u otros accesorios. No obstante, aunque no pocas fuentes apuestan por esta opción, el rumor no la tiene todas consigo si se tiene en cuenta la tendencia de Apple a apostar por la sencillez y la usabilidad por encima de prestaciones de corte espectacular que determine la funcionalidad del dispositivo.

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,