Nokia 106

El Nokia 106 surge entre nosotros y un golpe de nostalgia nos lleva a recordar cuando los teléfonos no tení­an pantallas táctiles, cuando disponer de algún juego instalado era un privilegio y cuando los politonos sonaban como orquestas sinfónicas encerradas en el compacto espacio de un dispositivo con formato tipo barra. Este Nokia 106 nos traslada a aquellos dí­as, y lo hace respetando la esencia de aquellos dispositivos.

Es decir, que lo que podremos hacer con este teléfono se limita a lo que se espera de un teléfono. Aunque, eso sí­, con el aval de un precio que, aunque se anticipa muy asequible, sigue siendo una incógnita. Su autonomí­a en uso roza las diez horas y supera los 35 dí­as en espera. Y para colmo, su teclas son indelebles, con lo que por más que lo usemos nunca mostrarán signos del desgaste. Porque un clásico es un clásico.

Leer todos sobre el Nokia 106

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...