Liquid Metal iPhone 01

No es la primera vez que juntamos a Apple y la famosa tecnologí­a de fabricación LiquidMetal en una misma frase. De hecho, la firma de Cupertino y dueña de la saga iPhone firmó en 2010 un acuerdo con la compañí­a LiquidMetal Technologies que se amplió a posteriori para mantener la colaboración hasta 2014. El caso es que tras cuatro años de investigación, no ha existido ni un solo teléfono con prospección comercial que cuente con una carcasa o con componentes de relevancia fabricados con el llamado cristal lí­quido. De hecho, Apple tan solo ha probado esta aleación metálica en un par de bandejas para tarjetas SIM, pero el material no ha aparecido jamás en ninguna versión comercial de los dispositivos de Apple. Ahora parece que las cosas podrí­an cambiar. Y es que según ha publicado el medio especialista MacRumors, la firma habrí­a registrado distintas patentes para la utilización de este material en sus smartphones y tabletas.

El pasado jueves se presentaron un total de 17 patentes, de las que solo una porción pertenece a Apple. El resto fueron presentadas por trabajadores expertos que también trabajan para la firma, así­ que todo queda en casa. La integración de estos metales en la arquitectura de los equipos proporcionarí­a a los futuros iPhone y iPad una mayor resistencia contra golpes, arañazos y agresiones externas que no ofrecen otros materiales.

Liquid Metal iPhone 00

Pero, ¿cuáles serí­an los usos que Apple y sus trabajadores habrí­an registrado para aplicar a sus dispositivos de futuro? Pues bien, según se informa en el detalle de las patentes, la compañí­a podrí­a estudiar la posibilidad de aplicar el metal lí­quido en los sensores de presión que encontramos ubicados en los botones e interruptores de los distintos dispositivos móviles, ya sean teléfonos o tabletas. De este modo, lo que quiere Apple es alargar la vida útil de este tipo de componentes, a menudo maltratados por el paso del tiempo y por un uso irremediablemente repetitivo. Una de las patentes registradas, de hecho, incide en el botón de inicio tan caracterí­stico en los dispositivos de Apple. Otra aplicación interesante, según reza otro documento, estarí­a en los tornillos que se integran en todos los dispositivo para cerrar la carcasa y los distintos depósitos de componentes. Este material serí­a de gran utilidad para garantizar la seguridad del equipo contra robos y accesos no autorizados.

Una tercera patente estarí­a referida a la utilización de aleaciones de metal lí­quido como sustrato para los sensores táctiles que encontramos en las pantallas de los dispositivos. La aplicación de estos materiales garantizarí­a un control superior de la densidad de los sensores táctiles y permitirí­a a los usuarios pulsaciones con una mayor precisión sobre la pantalla.

Y aunque estamos ante usos muy interesantes, el registro de este tipo de patentes no garantiza (en absoluto) una aplicación certera en sus productos, aunque lo cierto es que el acuerdo que Apple mantení­a hasta ahora con LiquidMetal Technologies se extinguirá el próximo mes de febrero sin una renovación en el horizonte.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.