Estos fueron los móviles estrella de hace diez años

La evolución de la telefoní­a ha sido imparable en estos últimos diez años. Hemos visto como las pantallas han ido aumentando poco a poco, ganando en resolución y calidad de imagen. Así­ lo reclaman las nuevas aplicaciones, juegos o servicios multimedia. No se puede decir menos de la potencia o memoria RAM. Igual del apartado fotográfico o diseño.

Hace diez años aún llevábamos en el bolsillo teléfonos con teclado T9. Los móviles cabí­an perfectamente en la palma de la mano. Eran mucho más pequeños y manejables. Eso sí­, no estaban de moda los selfies y para hacer buenas fotos necesitábamos llevar como extra una cámara réflex. Eran otros tiempos, empezaba la metamorfosis de lo que actualmente conocemos. Para los nostálgicos, para aquellos que echáis de menos lo de que un teléfono es para hablar y poco más, vamos a echar la vista atrás. Hacemos un repaso por los móviles estrella de hace una década.

iPhone

No se puede negar que el iPhone supuso toda una revolución para el sector de la telefoní­a. Fue un móvil que supuso un antes y un después. Su diseño y su pantalla táctil, sumadas a otras funciones o al nuevo sistema iOS lo hicieron muy exitoso. El iPhone empezó su andadura en el año 2007 con una diagonal de 3,5 pulgadas y una densidad de 165 pí­xeles por pulgada. Teniendo en cuenta que después llegó una versión con pantalla retina, es cierto que no era algo de lo que sorprenderse. En cualquier caso, podéis imaginar hace diez años.

iPhone

Este modelo incorporaba una cámara trasera de 2 megapí­xeles (sin cámara frontal, algo impensable hoy en dí­a). Asimismo tení­a compatibilidad USB 2.0. Como decimos, con él llegó iOS, una plataforma que sigue siendo una de las más usadas a dí­a de hoy y que actualmente compite con Android.

Nokia N81

En agosto de 2007 Nokia sorprendí­a con el Nokia N81, un teléfono que destacaba por aquel entonces por su diseño y memoria. Meses después la compañí­a lanzó una versión del teléfono con 8 GB de espacio, que para la época fue todo un hito. El Nokia N81 heredó mucho de la estética propia de los móviles de la finlandesa. En este caso, ofrecí­a un chasis deslizable que dejaba al descubierto un teclado T9 completamente plano (sin teclas que sobresalieran). Su pantalla no era táctil y habí­a que acceder a sus funciones por medio de los botones.

Nokia N81

El Nokia N81 era un teléfono sencillo, pero que ya contaba con caracterí­sticas interesantes: conexión Wi-Fi, 3G, GPS o conexión Bluetooth A2DP para auriculares inalámbricos. Disponí­a de sistema operativo Symbian S60 y de una pantalla de 2,4 pulgadas, a través de la cual podí­amos ver contenido multimedia. Este modelo equipaba una cámara de 2 megapí­xeles con flash integrado y grabación de ví­deo, algo que ahora parece una broma pesada. Lo cierto es que hace 10 años, el Nokia N81 era un dispositivo bonito y muy actual, que le permitirí­a a Nokia seguir manteniendo su trono. Un trono, que, como ya sabéis, perdió tiempo después para cedérselo a Samsung.

Sony Ericsson W810

¿Recordáis la gama Walkman de Sony Ericsson? Teléfonos pensados para los amantes de la música. El Sony Ericsson W810 era uno de ellos. Fue un dispositivo muy popular hace unos diez años, sobre todo por este reclamo. Es cierto que no contaba con una gran memoria interna (20 MB). Sin embargo, se le podí­an sumar hasta 4 GB mediante tarjetas de tipo Memory Stick Pro Duo. Este modelo presumí­a de un modo en el que el terminal pasaba a ser un reproductor MP3, deshabilitándose las funciones propias de teléfono móvil al uso.

Sony Ericsson W810

El apartado fotográfico del Sony Ericsson W810 era propio de la época. Contaba con una cámara de dos megapí­xeles. Además ofrecí­a conexiones Bluetooth, puerto para infrarrojos y USB 2.0. No ofrecí­a 3G o WiFi, algo que se compensaba con un bonito diseño con teclado tipo T9. En realidad este terminal estaba hecho por y para aquellos que querí­an un reproductor MP3 y móvil a la vez.

Samsung D900

Como Nokia con el Nokia N81 o Sony con su Sony Ericsson W810, Samsung también tuvo bastante éxito con el D900. El teléfono, sobre todo, presumí­a de diseño, siendo uno de los más delgados del momento. A simple vista se observaba un móvil pequeñito, con tapa deslizante y teclado T9 oculto. Otro de los detalles clave de este modelo, es que su tapa se podí­a configurar para colgar o descolgar llamadas. Además de para bloquear o desbloquear el teclado. Algo muy útil y que nos permití­a ahorrar tiempo, ganando comodidad.

Samsung D900

Este móvil también disponí­a de una pantalla TFT de 2,1 pulgadas y de 60 MB de memoria interna con ranura para tarjetas microSD. Su baterí­a de 800 mAh y su cámara de 3,1 megapí­xeles con autoenfoque y flash LED le hací­an brillar por encima de muchos rivales. Asimismo, el apartado de las conexiones se completaban con bluetooth 2.0 y A2DP. No tení­a radio FM o GPS.

Motorola AURA

¿Quién no se acuerda del Motorola AURA? Fue uno de los móviles más elegantes que se han fabricado jamás, con su esfera redonda y su teclado T9 oculto bajo una llamativa carcasa. Este móvil era puro diseño. Para la fabricación de su chasis se empleó acero inoxidable. Además, se grabó quí­micamente y se recubrió de una capa de PVD para evitar arañazos. Lo más novedoso de este móvil era su peculiar mecanismo de rotación, compuesto por más de 200 piezas de alta precisión.

Motorola AURA

En lo que respecta a las caracterí­sticas internas, realmente no destacaba demasiado. El Motorola Aura era un teléfono cuatribanda con EDGE. Además incluí­a una cámara de 2 megapí­xeles, Bluetooth 2.0 con EDR y A2DP y 2GB de memoria interna. El teléfono disponí­a de radio y brindaba la posibilidad de enviar y recibir e-mails ví­a POP3 y IMAP. En cuanto al audio reproducí­a los siguientes formatos: AAC, AAC+, MIDI, MP3, WAV, WMA v10 y WMA v9. Su baterí­a tení­a una duración de 400 horas en espera y 7,3 horas de conversación.

Hace diez años triunfaban otro tipo de dispositivos. Hoy serí­a impensable conformarnos con uno de ellos. La evolución de todas estas marcas y de la telefoní­a actual, la que ahora mismo conocemos, solo nos permite echar la vista atrás para comprobar que en una década el mercado ha llegado bastante lejos. Esto nos hace pensar que en 2027, cuando con nostalgia hagamos memoria, es posible que tengamos la misma sensación de ahora. La gran pregunta que nos hacemos es: ¿Hací­a donde pensáis que avanza la telefoní­a?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...