Estos son los riesgos de comprar móviles en versiones extranjeras

Comprando móviles por Internet nos encontramos con algunos fenómenos interesantes. Por un lado tenemos los terminales de última generación por 200 ó 300 euros menos de lo que cuestan aquí­, a la venta en diversas webs, una tentación difí­cil de dejar pasar. Por otro lado, la posibilidad de comprar teléfonos que no podemos encontrar en tiendas españolas, principalmente de marcas asiáticas.

¿Cuál serí­a la razón por la que teléfonos como un Galaxy S8 o un Huawei P10 pudieran venderse a precios tan baratos, si no es mediante engaños? La respuesta suele encontrarse siempre en las versiones extranjeras de estos móviles. La compra de estos móviles en sus versiones asiáticas suele ahorrarnos gastos. Sin embargo, también entraña algunos riesgos que debéis conocer. Os vamos a enumerar algunos.

Fallos de conectividad

Este tema es uno de los más importantes. A la hora de fabricar el teléfono en su paí­s de origen, los desarrolladores muchas veces sólo incluyen compatibilidad con algunas bandas de conexión. En España, por ejemplo, se requieren las bandas de 900 y 2100 MHz para poder usar 3G, y las de 800, 1500, 1800 y 2600 MHz para usar 4G. Es muy importante chequear que el teléfono que vamos a comprar reconoce esas bandas, porque si no es así­, podrí­amos acabar comprando un teléfono que sirve para muchas cosas pero no para llamar o navegar.

firmware xiaomi

Firmware

Si la versión del software no es la misma que la europea, podrí­a suponernos algún problema a la hora de descargar apps. Sobre todo si son apps que no están disponibles en todo el mundo y se han centrado solo en versiones nacionales de las tiendas de aplicaciones. En el caso de que sean móviles chinos con software propio, puede ocurrir que tampoco podamos acceder a ciertas aplicaciones, ya que el teléfono no se haya pensado originalmente para ser sacado del paí­s.

También puede ocurrir que el software no incluya apps de Google preinstaladas, como la Google Play, y funcione con sus propias tiendas. Esto no acaba de ser un riesgo, pero si es una molestia. Por último, el idioma no suele ser problema, pero sí­ que puede ocurrir que nos toque lidiar con teléfonos en chino o en indio, hasta que demos con la opción de Ajustes que nos permita cambiar el lenguaje.

customer service china

Servicio técnico

Hacerse con una versión extranjera de un móvil nos puede suponer problemas en caso de que tengamos que hacer una reparación. En muchos casos, esos móviles son de marcas que directamente no tienen un servicio en España, como Meizu o OnePlus, por lo que nos vamos a encontrar indefensos ante posibles defectos de fábrica, dependiendo de una garantí­a que exige un enví­o fí­sico a lugares como China. Si somos valientes, nos podremos dedicar a contactar con la marca, seguramente en inglés, e intentar que de alguna manera se hagan cargo de la reparación, aún habiendo coste por en medio.

En otros casos, una versión extranjera de un móvil más común como un LG o Samsung podrí­a dar algún problema en términos de firmware, o que el servicio técnico español no se quiera hacer cargo al no tratar con un producto vendido en este paí­s. En cualquier caso, este riesgo es más relativo.

Como añadido, muy probablemente en estos teléfonos vais a recibir una versión extranjera del cargador, por lo que tendréis que haceros con otro, al menos, con el cabezal. Otra situación que no supone un peligro, pero que cuenta como molestia. Teniendo todo esto en cuenta, ya sabéis que comprando móviles chinos o en versiones extranjeras pueden no ser siempre una ganga. Considerad los aspectos que os contamos, y si aceptáis los riesgos, lanzaos a la piscina. Y no dudéis en contarnos vuestras experiencias.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.