iphone1

Los problemas de cobertura del iPhone 4 no han bastado para amargar a los pobres usuarios del aclamado teléfono móvil de Apple. Y lo cierto es que esta vez la culpa no recae sobre la empresa de Cupertino. Según relatan hoy algunos medios, la cadena de tiendas alemana Real Shop ha vendido hasta 6.000 cargadores del iPhone 4 que no habí­an pasado el control de calidad en sus fábricas de procedencia. Y los problemas no se han hecho esperar, puesto que al no tratarse de cargadores originales, los dispositivos corrí­an el peligro de incendiarse por no funcionar con la corriente adecuada. Cabe aclarar que los cargadores no han sido comercializados directamente por Apple, sino que se han vendido a través de la tienda Real Shop, perteneciente al grupo empresarial alemán Metro Group.


iphone4cargadores1

Según Alex Makow, Director General para España y Portugal de AsiaInspection, los cargadores se habrí­an vendido a través de la página web alemana de Real Shop. Se tratarí­a de cargadores no originales fabricados en China y asociados al iPhone 4 de 32 GB. De hecho, la tienda Real Shop ya ha pedido a los compradores de estos terminales que remitan los cargadores lo antes posible, para llevar a cabo las revisiones oportunas y cambiarlos por las fuentes de alimentación adecuadas. Según afirman los responsables de la tienda, el error se derivarí­a al proveedor directo, verdadero responsable de la comercialización de equipos fraudulentos.

Apple no ha tardado en dar su punto de vista. De hecho, un responsable de la compañí­a se ha referido explí­citamente al proveedor, indicando que no está autorizado para comercializar sus productos: esto incluye teléfonos móviles, cargadores y cualquier otro accesorio que pudiera ser falsificado, perjudicando así­ al cliente que busca la garantí­a de Apple. El abaratamiento de costes no es nada nuevo en territorio asiático. En muchas ocasiones los controles de calidad se pasan por alto y algunas empresas hacen todo lo posible por ahorrarse costes de producción y sacar la misma rentabilidad del producto en cuestión. Lo malo es que finalmente, el comprador (el mismo que desembolsa sus ahorros para hacerse con el iPhone 4) puede pagar muy caras las picardí­as del fabricante.

En esta ocasión, sin embargo, los 6.000 compradores de este cargador fraudulento podrán devolverlo a la tienda y reemplazarlo por una fuente de alimentación correcta y certificada, con todas las garantí­as que puede ofrecer Apple.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,