iphone-confession-01

Ave Marí­a Purí­sima. Sin aplicación concebida. Hasta ahora. Y es que si al iPhone de Apple le faltaba algo para ser elevado a la categorí­a de santidad, era una aplicación que sirviera para unir el cielo y la tierra a través del manzanófono. Hablamos de Confession, una aplicación que por unos dos euros de peaje te abre las autopistas de la redención mediante un interesante y nutrido glosario de penitencias, que serán propuestas al usuario que complete su lista de pecados entre las opciones que incluye el propio programa.

Se trata de una aplicación cien por cien santificada por la Iglesia Católica, con la que los usuarios que profesen dicho credo tendrán a mano una especie de kit de emergencias confesional. Eso sí­: la aplicación no tiene ví­a directa con Dios, por lo que sigue siendo fundamental acudir a un sacerdote para recibir la absolución de los pecados. Debe ser cosa del diseño de antenas.

iphone-confession-02

Más allá de las creencias de cada usuario, el lanzamiento de la aplicación Confession (subtitulada como “una aplicación católica romana”) resulta, cuanto menos, pintoresca. Los artí­fices del lanzamiento aseguran que la aplicación ofrece un “examen de conciencia personalizado para cada usuario”. Ahí­ es nada.

Ese examen de conciencia pasa por un glosario de normas y recomendaciones que el propio usuario podrá repasar para anotar dónde ha fallado en sus quehaceres diarios. Por ejemplo, podrí­amos consultar la tabla de los Diez Mandamientos para comprobar si haber faltado a alguno de ellos nos ha convertido de momento en pecador. En este sentido, basta con ir anotando nuestras faltas sobre la pantalla táctil para que se nos proponga una penitencia a la carta. Pura religión dos punto cero.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.