lg-anna-gs101-02

No todo van a ser móviles que quitan el hipo. De hecho, recuerda, los smartphones siguen representando un 20 por ciento de los teléfonos que llevan los usuarios en nuestro paí­s. Del otro extremo, tenemos terminales como el LG Anna. Es decir: un teléfono móvil que no quiere ser ordenador portátil… sino teléfono móvil.

Estamos ante un terminal de gama económica, que por 30 euros nos permite instalarle la tarjeta SIM que queramos y lanzarnos a charlar y enviar SMS. Y poco más. Cero complicaciones y mucha autonomí­a, ya que el LG Anna es capaz de soportar más de 40 dí­as en reposo sin darle energí­a. Como un camello, pero en móvil.

Leer todo sobre el LG Anna

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.