android-01

FroYo gobierna el mundo Android. Dicho así­, parece el inicio de una historia de ciencia-ficción, pero nada de eso. Nos referimos a la versión Android 2.2 del popular sistema de Google, que se confirma como la edición más popular que hasta ahora se ha conocido en la corta (aunque intensa) historia de este ecosistema.

Y es que aunque la fragmentación sigue siendo la piedra que arroja la competencia a los de Mountain View, Android 2.2. FroYo se ha ganado la confianza y el interés de una buena mayorí­a de usuarios, que en total ya representan el 63,9 por ciento de todos los terminales que pululan por el mercado con el logo de Google a la espalda.

android-02

No obstante, el dato de la homogeneización de Android no sólo se deja ver en la aceptación de FroYo como plataforma predominante. Si nos paramos a ver qué penetración tiene la edición anterior, Android 2.1 Eclí ir, vemos que aunque es de un más discreto 27,2 por ciento, en conjunto a su siguente versión absorbe más de 90 por ciento de todos los móviles de Google que se han vendido.

androidfroyo_3

Y aunque se trata de unas cifras que dan buena cuenta de que la fragmentación, como decimos, se está convirtiendo en una anécdota del pasado (dado que la compatibilidad de aplicaciones y funciones de los móviles con estos sistemas cada vez es más similar), la verdad es que las ediciones anteriores mantienen su resistencia numantina a desaparecer. Así­, casi un seis por ciento está representado por los Android 1.5 y 1.6, que a estas alturas, casi se están ganando la categorí­a de “plataforma gran reserva”.

Respecto a la presencia de Android 2.3 Gingerbread, la presencia por el momento sigue siendo anecdótica. De forma oficial, sólo los Google Nexus S y los Samsung Galaxy S libres (o rooteados) hacen gala de la última versión del sistema, que hasta ahora sólo se cuenta en un 2,5 por ciento del parque de teléfonos Android.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.