nokia-windows-phone-meego-symbian-01

Las aguas heladas a las que se tiró Nokia para evitar el desastre de la plataforma en llamas a la que se refirió Stephen Elop empiezan a templarse. Y es que el cambio de estrategia que el presidente de la multinacional finlandesa anticipó ya empieza a definirse con claridad, lejos de las especulaciones e incertidumbres con las que se dibujaba en el pasado mes de febrero. Durante una presentación, Nokia ha detallado qué lugar le corresponde a cada una de las tres lí­neas sobre las que la empresa trabajará en los próximos años: las ya conocidas Symbian y MeeGo, y la resultante de la alianza con Microsoft, Windows Phone.

Para empezar, llaman a la calma: por ahora no habrá plataforma que se caiga del cartel como consecuencia del nuevo rumbo de Nokia. Y es que con la participación de Microsoft en el futuro de los de Espoo, las primeras quinielas daban la cabeza de los entornos nativos de la firma por cortada. Pero nada de eso. Durante los próximos cuatro o cinco años, no sólo seguirá dándose soporte a los S40, S60 y Symbian 3; además, habrá avances en estos entornos, con actualizaciones y mejoras notables de sistema.

nokia-windows-phone-meego-symbian-02

Durante el próximo lustro, se desarrollará una transición pausada y controlada desde Symbian a Windows Phone. El objetivo es que pasado ese tiempo, Windows Phone se convierta en la única plataforma orientada especificamente para los móviles inteligentes que salgan de las fábricas de Nokia. Siendo así­, no habrí­a más smartphones basados en S60 o Symbian 3, por lo que estos sistemas podrí­an pasar a la gama media y baja del fabricante.

El objetivo de Nokia y Microsoft es reivindicar a Windows Phone como el tercer ecosistema del sector. Esta valoración no se refiere tanto a la penetración de Windows Phone en el mercado, como en el hecho de que iOS de Apple y Android de Google han sabido posicionarse antes en el segmento de smartphones. Y aunque BlackBerry OS o WebOS (ahora, HP WebOS) también deberí­an ser importantes incógnitas en la ecuación, la realidad para Nokia pasa por posicionarse frente a los entornos de Mountain View y Cupertino. No obstante, hasta principios de 2012 no podrí­amos hablar del primer terminal de Nokia con Windows Phone.

En cuanto a MeeGo, Nokia tampoco lo da por vencido. La firma lo ha definido como la plataforma experimental de la casa; un entorno operativo que servirá para desarrollar novedades tanto para móviles como para otros dispositivos (ya sea para televisores, controladores multimedia, netbooks, tabletas…). En cualquier caso, parece que es el sistema con el futuro más incierto, ya que su supervivencia, de momento, no está ligado oficialmente a ningún terminal. No obstante, todas las quinielas apuestan por la llegada de un tablet con plataforma MeeGo antes de acabar el año.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,