iPad Mini

Apple quiere poner las calderas de Foxconn y Pegasus a plena potencia. Hablamos de las firmas que fabrican los terminales de la compañí­a de Cupertino, que si esta vez no vuelven a errar los rumores y filtraciones que vienen atestando el panorame tecnológico desde los últimos meses, presentará en las próximas semanas, por fin, esa quimera del mundo de las tabletas que se ha venido llamando iPad Mini.

El dispositivo que representarí­a el tablet de la firma de la manzana con unas dimensiones ligeramente menores respecto a lo visto con las tres ediciones vigentes ””que llevan pantalla de 9,7 pulgadas, frente al supuesto panel de 7,85 pulgadas que llevarí­a el iPad Mini”” estarí­a ocupando un puesto de privilegio en la cadena de producción de los fabricantes que trabajan con Apple, de tal como que, en septiembre, se alcanzarí­a un ritmo de nada menos que cuatro millones de unidades al mes con vistas a satisfacer una demanda que se anticiparí­a muy alta.

Así­ lo sostienen las fuentes consultadas por el sitio especializado Digitimes, donde se refieren al inminente lanzamiento de la tableta con la que Apple completarí­a un póker de pantallas personales desde que, en 2010, estrenasen no sólo un modelo, sino también una categorí­a de producto, con la primera edición del iPad.

iPad Mini

Como decimos, la opción de que los de Cupertino lanzaran un tablet con una pantalla que rondase las siete pulgadas de tamaño siempre circundó los planes de la compañí­a, aunque parece que las reticencias de Steve Jobs a dar su brazo a torcer ante este concepto fueron el constante amurallado contra el que se chocaban una y otra vez las pretensiones de desarrollar comercialmente un iPad Mini.

Tras el fallecimiento de fundador y alma máter de Apple el pasado 5 de octubre parece que la nueva dirección, que ya estaba en manos de Tim Cock, el delfí­n de Jobs, meses antes de la muerte de éste, habrí­a retomado la idea de afrontar el futuro catálogo de terminales de la firma con una tableta de pequeñas dimensiones.

iPad Mini

El mercado, además, también evolucionó con vientos favorables en esa dirección. Amazon marcaba el ritmo de la competencia de Apple con su Kindle Fire, un terminal centrado en las funciones que se valen de la nube más que en las prestaciones, y meses después se conoció el Nexus 7, la propuesta nativa de Google ensamblada por la taiwanesa Asus. De nuevo, la pantalla de siete pulgadas se convertí­a en el argumento de los de Mountain View.

En este contexto, y a pesar de estar aún al amparo de la alargada sombra de Steve Jobs, el movimiento de Apple en la dirección de un iPad Mini vendrí­a a certificar el cambio de rumbo en la polí­tica de desarrollo de la firma californiana, reconociendo así­ una importante demanda a satisfacer a través de terminales con prestaciones de gama media y precios asequibles para los bolsillos que no pueden arrojar lo que se pide por la tercera generación del iPad ””que, por otro lado, tiene un coste de adquisición realmente competitivo respecto al resto de propuestas que hay en el mercado.

Así­, podrí­amos encontrarnos con que, para el próximo 12 de septiembre, Apple tenga la maquinaria dispuesta y engrasada para poder surtir de cuatro millones de terminales mensuales a todo el mundo de pequeñas tabletas que tendrí­an un precio para el público de entre 250 y 300 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,