Samsung Galaxy Note 2

El CES 2013 está a la vuelta de la esquina. Se trata de la primera feria tecnológica del año, un evento en el que se toma el pulso de lo que estará por llegar durante el resto de este periodo. En este sentido, en los últimos compases del recién cerrado año tuvimos no pocos indicios acerca de la dirección que tomarí­a el sector de dispositivos para comunicaciones: la de los terminales móviles hí­bridos.

Nos referimos a ese tipo de terminal cuya tradición quedó inaugurada con la presentación del primer Samsung Galaxy Note, allá por septiembre de 2011, y que contó con la primera réplica en el LG Optimus Vu: ””mostrado durante el pasado Mobile World Congress 2012””. La propia Samsung reincidió con el Galaxy Note 2, y ahora son otros los fabricantes que se preparan para desembarcar en este concepto.

Pese a lo arriesgado de la apuesta de Samsung, no es causal que este tipo de dispositivo se haya hecho con una parte del mercado. El Galaxy Note 2 ha conseguido vender más de diez millones de unidades en apenas dos meses largos, lo cual da buena cuenta del éxito de la propuesta. Y es que la posibilidad de concentrar las funciones propias de un teléfono móvil de última generación con las posibilidades inherentes de una tableta hace que los usuarios indecisos que sólo pueden (o quieren) decantarse por una de esas dos categorí­as opten por el carril central. Sony, HTC, Huawei o ZTE, entre otros, lo saben, y por eso lanzarán sus equipos inscritos en este segmento.

iPad mini

No obstante, la cuestión seguirí­a manteniéndose en 2013. Google y Apple han venido a representar la situación bisagra en el sector de las tabletas. Los dos fabricantes terminaron el año con dos equipos nativos en el mercado, cada uno inscrito en diferentes filosofí­as, en función del tipo de usuario que podrí­a interesarse por uno y otro.

Por un lado, tendrí­amos un terminal de pequeñas dimensiones, prestaciones solventes aunque ajustadas a las funciones que propone y una baterí­a de precios que comienza a ras de suelo ””al menos en función lo que habí­amos venido conociendo entre los principales representantes del mercado””. Estarí­amos pues ante los Nexus 7 y iPad Mini. Por otro, se pone ante nosotros una tableta con pantalla de gran formato, aptitudes técnicas de alta potencia y, eso sí­, precios que se ponen de puntilla frente a la otra mano de la baraja. Así­, el Nexus 10 y el iPad de cuarta generación se mostrarí­an como las alternativas de gama alta.

En 2013 se mantendrí­a esa propuesta de tabletas con pantallas próximas a las diez pulgadas como estandarte de gama alta, aunque serí­an los terminales circundantes a las siete pulgadas los que centrarán la atención en ventas. Y en este sentido, son precisamente estos dispositivos los que irí­an de la mano de los smartphones.

Tal es así­ que fabricantes como la propia surcoreana Samsung desplegó durante las últimas semanas de 2012 distintas campañas comerciales en las que conjugaba la posibilidad de hacerse con uno de sus teléfonos inteligentes (Samsung Galaxy S3 o Samsung Galaxy S3 Mini) conjuntamente a una tableta (principalmente, la Samsung Galaxy Tab 2 7.0). Siendo así­, la idea es seguir seduciendo por el precio, integrando un combo que, con la ayuda de las operadoras, pueda hacer que el usuario acceda a una oferta acorde a la mayorí­a de los bolsillos.

Nexus 7

Esta lí­nea sin embargo se alejarí­a de la polí­tica que sostendrí­a Apple. El fabricante californiano se mantiene en sus trece, y aunque está respaldado por una cartera de usuarios fieles que no dudan en combinar alguno de sus teléfonos iPhone con una de las hasta cuatro versiones del iPad que se ha paseado durante el año pasado, mantendrí­a un hueco en su portafolio en comparación con la competencia que lidera Samsung.

Los de Cupertino han necesitado varios años hasta hacer que su teléfono abandonase un estándar que el resto de fabricantes ya han desplazado a la gama de entrada y gama media (el de paneles de 3,5 pulgadas), por lo que la posibilidad de que proponga su propio tabletófono o phablet es altamente remota. Así­, empuja a sus clientes a combinar dos dispositivos necesariamente, lejos de la tercera ví­a que este año se verá impulsada por parte de las firmas mencionadas.

Visto así­, los usuarios que se planteen hacerse con un smartphone, una tableta o quizás un equipo hí­brido, tendrán que desplazar la vista al ecosistema Android. Nokia y Microsoft no han dado señales de unirse al mercado de equipos con pantallas de más de cinco pulgadas, y todaví­a está por ver si los rumores que desde hace más de dos años acerca de un tablet llegan a buen puesto este año. Apple lleva su propio ritmo, como decimos.

Samsung abrirá una nueva lí­nea con Tizen, aunque por ahora no está del todo claro qué forma adoptará esta nueva aventura en el terreno de los sistemas operativos, mientras que los antiguos desarrolladores de MeeGo para Nokia jugarán en esta liga con Jolla, un entorno que bien podrí­a recuperar el antiguo proyecto de realizar una plataforma compatible con múltiples dispositivos. En definitiva, un horizonte de múltiples respuestas ””casi tantas como usuarios”” para la pregunta acerca de la elección entre una tableta o un móvil inteligente.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...