Nokia Lumia 620: Primeros pasos

Los nuevos usuarios del Nokia Lumia 620 están de enhorabuena: tienen en sus manos uno de los equipos más económicos que se pueden conseguir con Windows Phone 8, el sistema operativo más potente de Microsoft para móviles, con el que pretenden plantarle cara al Android de Google y el iOS de Apple.

Ya sabemos que el primer espada del catálogo de la finlandesa es el Nokia Lumia 920, aunque este Nokia Lumia 620 no es para nada un mal escudero: cuenta con estupendas prestaciones en relación calidad-precio y, como decimos, cuenta con esta interesante y potente plataforma para smartphones. Aquellos quienes se estrenen en este ecosistema quizás anden desorientados acerca de cómo dar los primeros pasos con Windows Phone. Hoy veremos cómo partir con la configuración inicial.

Nokia Lumia 620: Primeros pasos

Una vez que hemos colocado la tarjeta microSIM y la baterí­a, así­ como la tarjeta microSD, si tenemos una, cerramos la carcasa trasera y arrancamos el Nokia Lumia 620 pulsando durante unos segundos la tecla que en el lateral derecho se sitúa entre los controles de volumen y el botón que en otro momento reconoceremos para la cámara de fotos. Una vez que arranque, detectará nuestra tarjeta SIM y podremos comenzar el proceso.

Nokia Lumia 620: Primeros pasos

Lo primero es configurar el idioma principal. Basta con que seleccionemos español o aquella que sea nuestra lengua vernácula (o la que queremos que conste para manejar el Nokia Lumia 620). Acto seguido, aceptamos las condiciones de uso del sistema y, tras esto, se nos pedirá si queremos que la plataforma complete una serie de parámetros automáticamente o si queremos tocar manualmente determinados aspectos de la configuración.

Nokia Lumia 620: Primeros pasos

En caso de que elijamos la segunda opción, podremos mantener seleccionadas o no ciertos puntos:

  • Permitir uso de datos móviles en el teléfono: son los que van a determinar el acceso a redes 3G. Si tenemos contratada una tarifa de datos, conviene que la seleccionemos. Dicho de otro modo: si contamos con una tarifa plana para navegar por Internet, dejemos apuntada esta opción. En caso de que no tengamos una oferta contratada con nuestro operador, conviene saber que los costes en la factura podrí­an darnos un susto.
  • Enviar informes para ayudar a mejorar  los servicios y productos de Microsoft y sus asociados: básicamente informa a Microsoft y terceros acerca del funcionamiento del sistema y algunas de las aplicaciones instaladas en el teléfono. Si anulamos la selección, evitamos que se comparta esa información.
  • Enviar información táctil del teclado para mejorar las sugerencias de texto y otros aspectos: es similar al punto anterior. La idea es ir mejorando poco a poco las opciones predictivas, para que el teclado sea capaz de avanzar más rápidamente las palabras y secuencias que escribimos, cotejando los resultados con los de otros usuarios que también compartan esta información. Al igual que antes, es decisión nuestra permitir o no que esa información salga del terminal.
  • Enviar información de la conexión Wi-Fi para contribuir a detectar Wi-Fi cercanas: con esto, Microsoft registra los datos de las redes inalámbricas, mapeando entornos a los que sus terminales puedan adherirse. De este modo, los teléfonos que permitan contribuir en esta tarea ayudan a precisar el terreno allá por donde vayan pasando.
  • Descargar actualizaciones de Windows Phone automáticamente: si dejamos seleccionada esta opción, el propio sistema nos informará en el momento en que los servidores de Microsoft dispongan de una nueva versión de la plataforma, decidiendo el usuario si quiere descargarla o no.

Tras decidir qué puntos aceptamos y cuáles no, avanzamos y configuramos la fecha, hora y huso horario. Igualmente, aquí­ tenemos otra opción que podremos seleccionar o no: enviar información de la ubicación a Microsoft mientras el teléfono permanezca encendido. De nuevo, es cosa de cada cual decidir si quiere compartir esta información o si prefiere dejar de hacerlo.

Nokia Lumia 620: Primeros pasos

El siguiente punto será la configuración de nuestra cuenta de Microsoft. Los usuarios de Hotmail, Outlook, Xbox Live o cualquiera de los servicios de los de Redmond pueden sincronizar todas sus cuentas a través de Windows Phone, de modo que una vez introducidos los datos pertinentes, pueden mantener todos sus datos al dí­a desde su teléfono.

Una vez que hemos completado todo esto, el Nokia Lumia 620 se tomará varios minutos en instalar todas las aplicaciones predefinidas, conectándolas entre sí­ con las cuentas que hayamos configurado. Conviene tener algo de paciencia en este punto. No es que el proceso sea especialmente largo, pero tampoco es inmediato.

Nokia Lumia 620: Primeros pasos

Por último, un par de mensajes nos informarán de que la tarea casi ha llegado a su fin. Ahora sólo tendremos que pasar por la aceptación de las condiciones de uso de Nokia, decidiendo además si queremos participar en el programa de mejoras de Nokia ””antes lo era de Microsoft””, para lo cual deberí­amos aceptar compartir determinados datos mediante la conexión online constante del Nokia Lumia 620. Una vez más, la decisión queda a disposición de cada usuario.

Nokia Lumia 620: Primeros pasos

Llegados a este punto, Windows Phone 8 ya puede echar a andar en el Nokia Lumia 620. El teléfono ya estará operativo, y las principales funciones del terminal ya estarán al alcance del usuario, que en este momento podrí­a afinar la personalización de determinados aspectos, como los puntos Wi-Fi a los que se conecte habitualmente, la cuenta en la tienda de aplicaciones ””antigua Marketplace”” o la sincronización de contactos desde otras plataformas, aspectos en los que nos centraremos en una segunda etapa de la configuración de nuestro Nokia Lumia 620.