Móviles

El pasado 2012 no fue especialmente reseñable en volumen de lí­neas para los operadores móviles de nuestro paí­s. Al menos, para las tres grandes compañí­as, Movistar, Vodafone y Orange, que fueron las grandes damnificadas del retroceso en el parque de cuentas activas entre los meses de enero y diciembre. Según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, el año terminó con 2,76 millones de lí­neas menos que en 2011. En total, al inicio del presente 2013 habí­a 55,74 millones de éstas funcionando, lo cual se traduce en un retroceso del 4,2 por ciento en comparación con el año anterior.

En este sentido, fueron las operadoras móviles virtuales (OMV) y la cuarta operadora en negocio, Yoigo, las que se salvaron de la quema. Éstas cerraron el ejercicio de 2012 apuntando un crecimiento, que se cifra en 102.790 lí­neas para el caso de las virtuales ””un conjunto formado por compañí­as como Pepephone, Simyo, MásMóvil, y otras”” y en 38.280 lí­neas si señalamos a la empresa participada mayoritariamente aún por TeliaSonera.

Yoigo

Es curioso que son precisamente el conjunto de todas estas firmas las que le dieron la vuelta al panorama de ofertas de servicios en este sector con las llamadas tarifas infinitas, así­ como las de minutaje de bajo precio. Pepephone apostó por combinaciones en las que un muy asequible precio por minuto se combina con un más que razonable volumen de datos para navegación web, mientras que Yoigo desplegó una agresiva propuesta a mediados de 2012 que cruzaba una fórmula similar a Pepephone con tarifas que ofrecen llamadas sin lí­mite de minutos por un precio fijo que, además, incluye una importante franquicia para acceso mensual a Internet.

Movistar, Vodafone y Orange han acabado por sumarse a estas propuestas, aunque a la vista de las circunstancias, la reacción resultó demasiado tardí­a de cara al usuario. Tal es así­ que la compañí­a azul se apuntó un retroceso de nada menos que 196.500 lí­neas ””es decir, más que las ganancias que registraron las empresas que se salvaron de la sangrí­a””, mientras que Vodafone se apretó el cinturón con unas pérdidas muy similares, alcanzando las 195.130 lí­neas. La que menos adoleció de este descenso en lí­neas fue la firma de origen francés Orange, que vio cómo dejaba de facturar 26.780 lí­neas.

2012 fue un año, por otro lado, irregular en lo que a estrategias para captación de clientes se refiere. Será recordado como el periodo en el que los principales operadores bascularon en la forma de atraer la atención de los usuarios. Hace justo un año, en la bisagra entre febrero y marzo, Movistar y Vodafone se apuntaban a una propuesta introducida por Yoigo: la financiación de terminales. De este modo, abandonaban el modelo clásico de la subvención, optando por enmascarar las obligaciones del usuario a la hora de comprometerse a no abandonar los servicios de la compañí­a durante un periodo determinado y flexibilizando en lo aparente el acceso a las tarifas. No obstante, a finales de año ha sido precisamente Yoigo la única de las cuatro no virtuales que ha mantenido el pulso. Orange, por su parte, nunca trató de aventurarse en esta fórmula, y curiosamente ha resultado la menos damnificada de las tres grandes.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.