Nokia Lumia 520

Mucho han cambiado los móviles desde hace unos diez años. Pero hay una caracterí­stica que aguanta de forma numantina en los cuadros técnicos de los dispositivos durante la última década: el puerto inalámbrico Bluetooth. Con las últimas generaciones el sistema de pareado y vinculación se ha sofisticado con las mejoras de las últimas funciones relacionadas con el chip NFC.

No obstante, el Bluetooth sigue gozando de tan buena salud y popularidad como el primer dí­a. Y no es para menos: gracias a este sensor podemos realizar tareas como la posibilidad de recurrir a soluciones manos libres que nos puede resultar de lo más útiles. En el caso del Nokia Lumia 520, quizás el equipo más interesante en relación calidad-precio para aquellos usuarios que quieren un smartphone muy completo por menos de 200 euros, el modo en que podemos hacer que el teléfono se comunique con una de dichas soluciones es de lo más sencillo.

Nokia Lumia 520

Para empezar, tenemos que cerciorarnos de que tenemos el puerto habilitado para poder establecer conexión con otro dispositivo Bluetooth. Para ello, desplazamos la pantalla de inicio hacia la izquierda, de modo que localicemos entre el listado de aplicaciones y utilidades el acceso al panel de «configuración». Una vez dentro, sólo tenemos que acudir a «Bluetooth». Lo primero que llamará nuestra atención en este punto será un resorte táctil que activa y desactiva el puerto Bluetooth. En este momento lo que nos interesa, claro está, es activarlo. Al momento comprobaremos cómo comienza a rastrear los dispositivos que tiene a su alcance.

El listado de terminales que aparecerán dentro del rango de influencia de nuestro Nokia Lumia 520 ””que comprende unos diez metros a la redonda”” reflejará todos aquellos que sean compatibles con nuestro teléfono. Igualmente, nuestro teléfono también estará visible para otros móviles que estén rastreando dispositivos. No obstante, una vez que veamos cómo se vinculan los terminales entre ellos, veremos que la seguridad del Nokia Lumia 520 no tendrí­a porqué quedar en entredicho durante el proceso de pareado entre nuestro móvil y otro equipo.

Nokia Lumia 520

Y es que en el momento que identifiquemos uno de los dispositivos que queremos identificar con el Nokia Lumia 520 ””ya sea un manos libres, unos auriculares inalámbricos, un ordenador o una tableta””, tendremos que atravesar un pequeño paso intermedio que asegure que no estamos accediendo a un terminal ajeno. Se trata de la introducción de un código de seguridad que ha de ser compartido entre los equipos implicados en la conexión Bluetooth. En la mayorí­a de ocasiones, se notificará el código en pantalla, pidiendo autorización al usuario.

Pero en otras, uno de los terminales será el que emita dicha clave, que habrá de ser introducida manualmente en el otro dispositivo. Por ejemplo, puede ocurrir que un dispositivo manos libres cuente con su propio código de seguridad ””0000 de forma predefinida, por lo general””, y que el usuario tenga que teclear la clave en el Nokia Lumia 520.

Una vez que terminemos el proceso, el Nokia Lumia 520 compartirá el audio con nuestro dispositivos manos libres, algo que no sólo nos resultará muy útil en caso de que recibamos o hagamos llamadas, sino también cuando usemos el teléfono en el coche a modo de GPS gratuito.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,