Parrot Android

No cabe duda de que en este momento es indiscutible el potencial multimedia y de entretenimiento que viene de la mano de tener un smartphone. Prácticamente cualquiera de los móviles inteligentes que actualmente pueblan el mercado ha jubilado a nuestro viejo reproductor portátil de MP3. Y desde hace tiempo, la amenaza se cierne sobre los CDs que tenemos en el coche. Al menos, siempre y cuando contemos con un vehí­culo equipado con conexión Bluetooth integrada o la radio que tengamos instalada disponga del popular puerto inalámbrico. Hay usuarios que, sin embargo, no han caí­do aún en las grandes ventajas que vienen parejas de esto, de modo que hoy explicaremos cómo hacer que nuestro móvil Android sirva de biblioteca musical que nos sirva de acompañamiento en los trayectos que realicemos al volante.

Para empezar, como decimos, hay que disponer de algún tipo de conexión Bluetooth en el coche. En este sentido, conviene realizar una matización importante. Es probable que contemos en nuestro vehí­culo con una solución para realizar llamadas usando la función manos libres. Sin embargo, no todos los sistemas pensados para ello permiten que el reproductor multimedia del teléfono se conecte con el equipo de sonido del habitáculo. En este sentido, conviene realizar la prueba, aunque lo más aconsejable es que contemos con una radio equipada con puerto Bluetooth. En el mercado hay soluciones para todos los gustos en esta lí­nea. Los precios más económicos rondan los 50 euros. Y desde ahí­, en función del equipamiento del dispositivo, se puede disparar el coste para el usuario.

Bluetooth

De uno u otro modo, una vez que contemos con algún tipo de interfaz que nos sirva para saber que disponemos de conexión Bluetooth en el vehí­culo, basta con que pareemos nuestro teléfono con dicho puerto. El proceso es sencillo, y ya veremos que en unos pocos pasos la tarea se habrá realizado con éxito. Debemos cerciorarnos en primer lugar de que el puerto Bluetooth del smartphone está activado. Para ello, acudimos al menú de «ajustes» y accedemos al apartado «Bluetooth». Desde ahí­ podemos activar el resorte que activa la conexión. Automáticamente, el teléfono empezará a rastrear el entorno en busca de otros dispositivos accesibles. En algunos modelos de terminales Android será preciso también marcar la opción que haga visible nuestro dispositivo, cosa que realizará durante un tiempo limitado.

El siguiente paso varí­a en función del tipo de conexión que detecte en nuestro coche. Por lo general, lo identificará como «CarBT» o nombres similares que ayuden a indicarnos que se trata del puerto inalámbrico de nuestro vehí­culo o de la radio que tenemos integrada en él. Algunos dispositivos permiten personalizar el nombre de la conexión, con lo que resultarí­a todaví­a más sencillo dar con él. Cuando lo localicemos, desde el teléfono pulsamos sobre la conexión encontrada. Tras esto, podrí­an ocurrir dos cosas. Es posible que la conexión entre el móvil y el Bluetooth del coche se realice automáticamente ””cosa que es más que probable si ya habí­a sido pareado previamente””, aunque lo más seguro es que haya que coordinar una clave de acceso. La clave puede personalizarse ””algunos fabricantes de soluciones Bluetooth para automóvil proponen la suya propia, la cual podremos encontrar en el manual de uso del dispositivo””, aunque por lo general se usa la secuencia genérica «0000». También podrí­a ocurrir que el teléfono o el Bluetooth del vehí­culo propongan una clave que habrá de ser marcada en el otro dispositivo.

Salvado este punto, comenzará el pareado entre ambos. Este último paso dura apenas unos segundos. Cuando concluya con éxito comprobaremos que tanto el sistema que tengamos instalado en el coche como el teléfono Android indican que ya se ha realizado la conexión. Desde ese momento, el smartphone desplaza el audio que produzca al equipo de sonido del vehí­culo.

Lógicamente, este proceso es válido para dejar preparado el terminal de cara a que cuando recibamos llamadas podamos mantener conversaciones sin necesidad de tocar el teléfono. Pero no sólo eso. Si lanzamos la aplicación Navigation de Google Maps advertiremos que la función de GPS punto a punto del smartphone Android nos va indicando las rutas que queremos realizar sin necesidad de mirar la pantalla, ya que nos distará el camino a seguir a través de los altavoces del coche.

Del mismo modo, si disponemos de una buena biblioteca musical en el teléfono, ésta podrá ser disfrutada como si llevásemos todos los CDs en la guantera del coche. O mejor, ya que el proceso de selección y transporte de nuestros discos resultará mucho más cómodo. Esta opción es especialmente atractiva si somos suscriptores de servicios de música streaming, como Spotify o el propio Google Play Music, que en breve pasará a ser conocido como All Access.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,