HTC One

Corren malos tiempos para la firma de móviles HTC. Hasta cinco de los grandes responsables sobre los que descansa el futuro de la empresa entonan una canción de despedida y abandonan el barco en un plazo de sólo tres meses. De entre todos, el que resulta más llamativo es el último que se acaba de conocer. El abandono de Kouji Kodera, el hombre que ha liderado la estrategia de la firma para este año. Uno de los artí­fices de que sea el HTC One la gran apuesta de la empresa taiwanesa para 2013.

No obstante, por el momento no está claro hasta qué punto la marcha de Kodera está relacionada con los planes de la firma expuestos en el HTC One. O dicho de otro modo: ya hay quien señala posibles desavenencias entre la opinión del ex-jefe de producto de HTC y la insistencia de Peter Chou (consejero delegado de la empresa) por hacer de dicho dispositivo no sólo un buque insignia, sino una flota basada en una única nave, según informa el medio de comunicación estadounidense The Verge.

Kodera no es, como decimos, el único que se marcha de HTC. Antes que el jefe de producto, el vicepresidente de comunicaciones globales, Jason Gordon, también renunciaba al cargo. El mismo camino que tomaron Rebecca Rowland y John Starkweather ””dos de los máximos responsables en el departamento de marketing de HTC”” y Eric Lin, quien como Kodera, se situaba en la cúpula de decisión acerca de la estrategia de producto en la empresa. Y todo en un plazo cercano a los tres meses. Microsoft y la operadora norteamericana AT&T han sido los destinos en los que han recabado estos últimos ex-responsables de HTC.

mensaje Twitter

Algo debe ir mal en HTC. Al menos, si atendemos al consejo que Lin brinda a los amigos que conserva en la compañí­a taiwanesa. En una entrada publicada en Twitter por éste, no duda en aconsejar a quienes continúan en HTC que «abandonen», señalando que «es duro hacerlo, pero seréis mucho más felices, os lo juro». La empresa, por su parte, fue más conciliadora y diplomática en el caso de la marcha de Jason Gordon sobre quien afirmó que “apreciamos su contribución en los últimos años y a quien deseamos que le vaya bien en el futuro”. HTC afirma que sigue invirtiendo en talento como parte de su estrategia de recursos humanos para asegurar un crecimiento continuo de la empresa.

El HTC One es la esperanza actual de la firma taiwanesa. Pocas objeciones hay al respecto. La compañí­a ha diseñado un terminal realmente interesante, y un firme candidato para presentar batalla en lo más distinguido del mercado de smartphones. Lejos de plantear una estrategia como la de SamsungNokia ””que recurren a la guerra de desgaste a través del lanzamiento periódico de varios dispositivos para diversos segmentos del público””, HTC ha optado por la fórmula Apple, esto es, concentrar toda su excelencia en una carta.

En los últimos tres años la compañí­a ha venido publicando una serie de balances que se presentan en curva descendente. Las ventas no van bien, y mientras Samsung aprieta por lo más alto, algunos fabricantes que hasta hace muy poco eran periféricos ””como los chinos ZTE o Huawei”” pisan el acelerador y ya observan a la taiwanesa por el espejo retrovisor. Esta es la versión visible. Pero parece que, para colmo de males en HTC, existe otra a puerta cerrada.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...