Samsung Galaxy Young

El debate de las subvenciones y financiaciones de terminales por parte de las operadoras en ocasiones adquiere tintes muy enrevesados. No obstante, en situaciones como la que representa el Samsung Galaxy Young en el catálogo de Yoigo la cosa queda simplificada a su mí­nima expresión. Decimos esto porque la compañí­a española (participada mayoritariamente por la sueca TeliaSonera) no se ha complicado la vida a la hora de brindar la posibilidad de brindar a sus clientes la posibilidad de hacerse con el Samsung Galaxy Young: sólo dos tramos de precios y tres itinerarios posibles.

Los itinerarios, refiriéndonos al modo en que comienza o prosigue nuestra relación con Yoigo, son los de siempre: nueva alta, migración o portabilidad. Tomando una de estas tres ví­as, e independientemente de la tarifa que vinculemos a la compra, el Samsung Galaxy Young tendrá siempre un único precio. O dos, como ya hemos adelantado. El primero, 80 euros, se aplica a migraciones y nuevas altas. De este modo, si contratamos un nuevo número en cada una de las tarifas de la operadora, o si pasamos nuestra lí­nea de prepago a contratado con Yoigo, el Samsung Galaxy Young nos costará eso, 80 euros.

Samsung Galaxy Young

El segundo precio es mucho más atractivo: cero euros. Así­, tal cual, podrí­amos hacernos con este móvil inteligente de gama de entrada de forma gratuita con sólo realizar una portabilidad a Yoigo. No obstante, cuando hablamos de móviles gratis por parte de las operadoras, lo hacemos recordando que nadie da duros a cuatro pesetas. Y es que tendrí­amos que permanecer al menos 24 meses en la compañí­a, manteniendo además la misma tarifa que hayamos contratado, pudiendo sólo cambiarla en caso de que solicitemos otra de mayor coste mí­nimo mensual.

Sabiendo que el Samsung Galaxy Young cuesta, en formato libre, unos 100 euros, la posibilidad de hacerse con él por 80 euros, o directamente sin hacer un abono directo ni amortizado en cuotas, resulta muy atractivo. Al menos, así­ lo es de cara a esos usuarios que se colocan dentro del mercado de este Samsung Galaxy Young, es decir, usuarios que quieren un smartphone completo, pero sin grandes alardes, y que resulte ante todo económico. Y es que este dispositivo lleva de todo lo que cabe pedirle a un móvil inteligente, pero en pequeñas dosis.

Así­, por ejemplo, nos encontramos con una pantalla táctil de 3,27 pulgadas que, aunque no desarrolla una gran resolución, es muy funcional y cómoda. También dispone de cámara de fotos. En concreto, una unidad de tres megapí­xeles, más que digna para capturar momentos y anécdotas, aunque no haga alarde de una calidad espectacular. Uno de los puntos más interesantes es que es un terminal Android, al que podrí­amos instalarle multitud de aplicaciones que podrí­amos usar gracias a sus conexiones de acceso a Internet. Y es que este Samsung Galaxy Young es un teléfono perfecto para que usuarios jóvenes o aquellos que no están demasiado interesados en móviles de más potencia puedan acceder a redes sociales o clientes de mensajerí­a, como Whatsapp, sin por ello soltar una alta suma de dinero.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.