Sony Xperia Z Ultra

El Sony Xperia Z Ultra es un problema difí­cil de resolver. Al menos, el concepto que propone. Por un lado, lo entendemos como un smartphone con pantalla de gran formato. Uno de esos dispositivos que han pasado a conocerse como tabletófono o phablet. Pero por otro, y dadas sus gigantescas dimensiones, bien podrí­a considerarse una pequeña tableta con la que podemos realizar llamadas de teléfono. Sea lo que sea, de lo que no cabe duda es de su potencia, su atractivo en el plano multimedia y su capacidad para aguantar pequeñas mojadas y chapuzones. Su precio oficial, en formato libre, es de 740 euros, pero Yoigo nos lo pone un poco más fácil.

Sony Xperia Z Ultra

La operadora española lo tiene en su catálogo de terminales definido en una gama de precios que asumen una subvención patente. Si decidiésemos comprar el Sony Xperia Z Ultra, y estuviésemos dispuestos a hacerlo en un único pago, tendrí­amos que poner 660 euros sobre la mesa Yoigo. Y eso, independientemente de que cursásemos una portabilidad o una nueva alta. No obstante, si el cambio de operador se hiciese desde una cuenta prepago, o si solicitásemos una nueva lí­nea, no habrí­a más opción que recurrir al desembolso del importe total que pide la compañí­a participada mayoritariamente por TeliaSonera.

El panorama es otro cuando nos planteamos realizar una portabilidad de contrato a contrato. El escenario para este itinerario introduce el pago del Sony Xperia Z Ultra en dos partes. Por un lado, tendrí­amos que darle a Yoigo 120 euros en el momento en que realizásemos la compra de este peculiar dispositivo, sumando a esto entre 240 y 480 euros, que se pagarí­an en 24 mensualidades. La diferencia entre un precio y otro viene determinada por el importe de cada mensualidad a pagar, que a su vez está ligada a la tarifa que seleccionemos.

Sony Xperia Z Ultra

Así­, en caso de que nos interesase contratar las opciones Infinita 25 o Infinita 35, tendrí­amos que incluir diez euros adicionales en cada factura, con lo que el Sony Xperia Z Ultra nos acabarí­a costando 360 euros. Ésta es la opción más económica de todo el cuadrante que propone Yoigo. La otra opción que se propone con este telón de fondo nos llevarí­a a asumir 20 euros al mes durante dos años, además del coste de las tarifas Infinita 15, Infinita 20 o la del cero. En total, siguiendo este camino, terminarí­amos pagando 600 euros por el Sony Xperia X Ultra.

Hay algo más. Independientemente de la carta que cojamos de la baraja que acabamos de repasar, tendrí­amos que comprometernos a no abandonar nuestra relación con la operadora durante los dos años siguientes a la firma del contrato. En caso de que la rompiésemos, tendrí­amos que asumir una penalización económica. Por otro lado, durante ese tiempo tampoco podrí­amos cambiarnos de tarifa, aun manteniendo nuestra vinculación con Yoigo, a menos que optemos por la propuesta que suponga un mayor gasto mensual fijo en la factura de cada mes.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,