Nokia Lumia 925

Dentro de la progresión de dispositivos que se han ido añadiendo a las filas de la finlandesa Nokia, el Nokia Lumia 925 es el que más y mejor ha apostado por el diseño. No tiene una cámara tan potente como la del Nokia Lumia 1020, ni un pantallón de las dimensiones del Nokia Lumia 1520, pero sí­ que dispone de un perfil técnico realmente atractivo, siempre y cuando estemos interesados en los móviles equipados con el sistema operativo Windows Phone 8. Su precio en formato libre asciende a 480 euros, aunque la operadora de origen francés Orange lo pone a disposición de sus clientes a unas condiciones, en principio, más accesibles.

Nokia Lumia 925

Y cabe destacar con especial énfasis lo de en principio porque según nos ajustemos a los requerimientos de la compañí­a a través de las distintas opciones que despliega, el precio del dispositivo estará vinculado a una mayor o menor inversión. Así­, por ejemplo, si decidimos pagar el Nokia Lumia 925 al contado, podremos contratar las tarifas Ballena 42, Delfí­n 20 o Delfí­n 30, pero según el modo en que nos hagamos clientes de la compañí­a, así­ será el precio del terminal. Si cursamos una nueva alta, por ejemplo, tendremos que pagar de una sola vez nada menos que 500 euros, con lo que se hace poco conveniente comprar el Nokia Lumia 925.

El asunto se pone un poco mejor (pero sólo un poco) si cursamos una migración, con lo que el smartphone de la finlandesa nos costarí­a 300 euros. El escenario es ahora un poco más interesante, pero lo mejor está por llegar. Y es que si solicitamos una portabilidad de contrato a contrato y solicitamos la tarifa Ballena 42, el Nokia Lumia 925 puede ser nuestro por 180 euros. No así­ con las citadas opciones Delfí­n, que en cualquiera de las portabilidades nos llevarí­an a pagar por el dispositivo los mismos 300 euros a los que ya hemos aludido hace un momento.

Nokia Lumia 925

En todas estas combinaciones, además, se aplica un compromiso de permanencia de dos años en la compañí­a y en la tarifa contratada, con lo que quizás convengamos que es más aceptable recurrir a la financiación del dispositivo. Para ello, tendrí­amos que acabar siendo suscriptores de una de las siguientes opciones: Ardilla 7, Delfin 16, Delfí­n 25, Ballena 23 o Ballena 35. En todos estos casos, si realizásemos una nueva alta para llevarnos el Nokia Lumia 925, pagarí­amos de entrada 325 euros, además de 24 plazos de 4,84 euros que acabarí­an sumando algo más de 116 euros. En total, el Nokia Lumia 925 nos costarí­a unos 441 euros.

En caso de que pongamos la maquinaria de la migración de tarjeta a contrato dentro de Orange en marcha, pagarí­amos 50 euros por el Nokia Lumia 925, repartiendo otros 261 euros en cuotas de casi once euros durante dos años, resultando un total de unos 310 euros por el teléfono. Esto se aplica a todas las migraciones excepto si contratamos la Ardilla 7, que nos llevarí­a a pagar 100 euros, y no 50 euros, por el terminal (dando un total de 410 euros). El mismo caso con unas y otras tarifas nos lo encontramos con las portabilidades, a menos que se realicen de contrato a contrato en las modalidades Delfí­n 25, Ballena 23 o Ballena 35, en cuyo caso nos libraremos del pago inicial.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,