Auriculares Samsung

Los teléfonos móviles de hoy en dí­a han sido los sustitutos de muchos otros aparatos electrónicos que usábamos hasta hace no tanto. Uno de los que hemos dejado olvidado en nuestro cajón es el reproductor de mp3, ese pequeño aparatito que cabí­a en cualquier bolsillo y que iba unido a unos auriculares. Para no llevar encima dos dispositivos a la vez, hoy en dí­a casi todos usamos nuestro smartphone como reproductor musical.

Y como no podí­a ser de otra forma, para Android hay bastantes opciones en cuanto a reproductores musicales se refiere. Muchos de ellos gratuitos, que nos serán de gran utilidad a la hora de escuchar nuestra música favorita cuando caminemos por la calle, salgamos a correr o estemos en el bus o metro. Analizamos algunas de las opciones que nos encontramos en la Play Store: Google Play Music, Poweramp, Just Music Player, Black Player y AIMP.

Recuerda ser precavido a la hora de descargar aplicaciones para tu móvil, ya que cada vez surgen más -y más peligrosas- amenazas para Android. Tampoco está de más que revises estos trucos para que tu terminal sea todaví­a más rápido.

Google Play Music

Google Play Music

No podí­a faltar una aplicación de los de Mountain View para escuchar música en streaming y nuestra biblioteca local. Y es que se trata del reproductor de música que viene por defecto en nuestro Android, con lo cual ya está instalado de fábrica en casi todos los terminales.

Con este reproductor podremos crear listas de reproducción, mezclas de música aleatorias según nuestros gustos y marcar canciones con el tí­pico “me gusta”. Eso sí­, no tiene ecualizador instalado.

Por otro lado, podemos ampliarlo con una suscripción de diez euros al mes, funcionando así­ como dispositivo de streaming. Si nuestra biblioteca musical se nos queda escasa, siempre podemos elegir la opción del pago para disponer de casi toda la música habida y por haber en nuestro terminal.

PowerAmp

Poweramp

Es uno de los reproductores que lleva más tiempo en la Play Store, pero aún así­ resiste perfectamente al paso del tiempo colocándose como una de las más usadas y mejor valoradas. Soporta casi todos los formatos de audio, y ofrece ventajas que el resto de competidores todaví­a no dan. Por ejemplo, se descarga las portadas para tus álbumes y te ofrece la incorporación de widgets a tu escritorio, así­ como la aplicación de temas para cambiar su diseño. Si antes hablábamos de que Google Play Music no contaba con un ecualizador, Poweramp sí­ lo tiene.

Eso sí­, estamos ante un producto que es gratuito durante 14 dí­as. En caso de que quieras hacerte con ella, si te convence su uso, deberás abonar 3.99 euros.

Just Music Player

Just Music Player

Esta aplicación tiene un gran pero, que está totalmente en inglés. Si esto no es un problema, podrás disfrutar de un reproductor en streaming y de tu música local. En la parte de streaming, tienes una opción de búsqueda y también puedes encontrar canciones por género y por ventas. Podrás crear tus propias playlists y además ver qué canciones has reproducido últimamente.

Se trata de una app gratuita, pero con publicidad. En caso de que queramos eliminarla, deberemos hacernos con la versión pro que cuesta 3.03 euros.

Black Player Music

Black Player

Se denomina a sí­ mismo como el “reproductor de música minimalista”. Su pantalla principal se muestra muy sencilla, con un sistema de pestañas bastante ágil. Podemos acceder a todos sus apartados deslizándonos con el dedo entre ellas, algo que también sirve para cambiar de canción.

Su diseño es personalizable, podremos cambiar el tipo de letra, las animaciones y hasta distorsionar el fondo de las carátulas. Reproduce varios archivos, como mp3, wav, ogg y los archivos flac. Su ecualizador es de cinco bandas, con un amplificador de bajos.

También posee una versión gratuita y otra de pago, aunque la primera está libre de publicidad y tiene casi todas las opciones disponibles.

AIMP

AIMP

Por último, una aplicación para nostálgicos. Si usaste alguna vez Winamp en Windows, probablemente te suene este que nació en 2006 allá por Rusia. Se trata de un reproductor cuya fortaleza reside en un diseño simple y en la capacidad de reproducir prácticamente casi todos los formatos de audio.

Dispone, además, de un ecualizador de ocho bandas que nos permitirá configurar perfectamente cómo queremos que suenen nuestras canciones. Eso sí­, tiene un gran pero. No funciona como el resto de reproductores que importan nuestra biblioteca y la organizan, AIMP trabaja sólo con listas de reproducción.

Tendremos que importar nuestra música e ir añadiéndola a la lista de reproducción. Así­ que no podremos filtrar por artista o por álbum como hacemos con otras aplicaciones, habrá que trabajar las playlists bastante.

En definitiva, si te das un paseo por la Play Store encontrarás infinidad de reproductores musicales. ¿Tienes algún favorito?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.