hacer selfie con el samsung galaxy s7 edge

Las especificaciones de las cámaras que integra el Samsung Galaxy S7 Edge no dejan lugar a muchas dudas sobre la calidad de las imágenes que es capaz de capturar, y en nuestro análisis del buque insignia de la coreana lo comprobamos. Más allá de eso, Samsung ha innovado en materia de software respecto a lo que ya nos habí­an mostrado con el Samsung Galaxy S6 Edge. En el apartado de las selfies o auto-fotos, este avance es más que evidente, así­ que a continuación vamos a resumir los mejores trucos a seguir para que puedas hacerte el mejor selfie con el Samsung Galaxy S7 Edge.

Y es que tal como su antecesor, el nuevo buque insignia del fabricante cuenta con una cámara trasera excelente, que a pesar de tener una resolución menor (12MP frente a los 16MP del S6, en el caso de la principal) sigue siendo tan buena como la del Samsung Galaxy S6 Edge porque ahora es capaz de captar mucha más luz. En el caso de la cámara frontal, la responsable de los selfies, la coreana también incorporó novedades en el Samsung Galaxy S7 Edge: Aunque continúa teniendo una resolución de 5MP, la apertura del sensor ha subido hasta f1.7, y es capaz de captar mucha más luz que el modelo anterior y por ende ofrecer mejores selfies.

Selfies con flash

Uno de los grandes problemas de los selfies es que si no tenemos suficiente luz en la habitación o en el ambiente donde estamos, esta no se verá muy bien. Samsung parece haber solucionado parte de este problema incorporando un “flash” para la cámara frontal. Bueno, no se trata de un flash real sino más bien de una función que hace que la pantalla del Samsung Galaxy S7 Edge funcione como un flash al momento de sacar un selfie. Para activarlo hay que seleccionar la opción correspondiente que encontramos en la parte superior de la pantalla cuando se activa el modo selfie:

activar el flash frontal para la selfie

Gracias a esta función, los usuarios del Samsung Galaxy S7 Edge podrán tomarse selfies en la oscuridad porque al menos sus rostros estarán iluminados. Al activar esta funcionalidad la pantalla del teminal se iluminará unos segundos antes de que la foto sea tomada para que el rostro del sujeto se vea más iluminado.

Usa el modo panorámico

Si lo que quieres es incluir a varias personas en tu selfie -llamado groufie- pero sin que nadie se quede fuera, debes utilizar el modo selfie panorámico. Si bien es cierto que los selfies que toma el equipo por defecto ya tienen un gran ángulo, con este modo será posible ampliarlo hasta los 120º para que así­ puedan caber muchas más personas en una misma toma.

Al seleccionar el modo Selfie panorámico solo debes girar lentamente el dispositivo hacia la derecha y luego hacia la izquierda o viceversa para poder hacer el selfie panorámico. Su función será hacer fotografí­as adicionales cuando el marco blanco se mueva hacia cada uno de los extremos de la ventana del visor.

Para que la selfie quede perfecta es importante que el usuario se asegure de mantener el marco blanco dentro de la ventana del visor. Además los sujetos de la foto deben permanecer inmóviles mientras está activo el modo panorámico.

Aplica efectos de belleza

Para mejorar aún más tus selfies puedes aplicar efectos de belleza como el efecto foco o incluso modificar rasgos faciales justo antes de sacar la fotografí­a. Al activar el efecto foco el usuario podrá ajustar el brillo y la ubicación del foco con tan solo deslizar la barra de ajuste hacia el nivel deseado. ¿Qué tipos de efectos se pueden aplicar a un selfie con el Samsung Galaxy S7 Edge? Los principales son los que te mencionamos a continuación:

  1. Tono piel: unifica el tono de piel, ideal para ocultar desperfectos o marcas porque hace el ‘efecto de maquillaje’
  2. Cara delgada: Esto es ideal para quiénes tenemos la cara redonda, puedes hacer que se vea más esbelto el rostro
  3. Ampliar ojos: si el problema es que te ves con los ojos pequeños en todas las selfies, este truco puede ser de utilidad

SELFIE CON EL S7 EDGE

Así­, en el caso de los rasgos faciales, el usuario podrá elegir entre modificar el tono piel, eligiendo uno que haga que la piel parezca más luminosa y clara, mostrar una cara delgada ajustando la forma del rostro para que luzca más esbelto y ampliar los ojos para hacer que estos se vean grandes. Es importante no pasarse con los filtros porque el resultado puede terminar pareciendo un dibujo o pintura antes que una foto… Sin embargo, usándolos en su justa medida, son un truco ideal para luego subir las fotografí­as a Instagram, por ejemplo, y presumir de belleza con el selfie perfecto acompañado de la etiqueta “#sinfiltros”.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.