protector de pantalla smartphone

Protegen de arañazos e incluso roturas, y aunque para algunos usuarios son algo incómodos y desvirtúan el encanto de sus smartphones, lo cierto es que son tremendamente útiles si queremos mantener nuestro teléfono móvil como nuevo. Hablamos de los protectores de pantalla.

Sin embargo, existen muchos tipos de estas láminas transparentes, y no solo por tamaños y diseños, sino también y especialmente por el tipo de material con el que están fabricados.

Nosotros vamos a dividirlos en dos grandes grupos: los comúnmente llamados protectores de pantalla (hechos de plástico) y el protector de cristal o vidrio templado, que es más consistente que el primero.

 

Protectores de pantalla (plástico)

Precio: para los que prefieren no gastarse demasiado dinero en la protección de su smartphone, esta opción es la mejor, pues encontramos en el mercado protectores de pantalla desde unos 50 céntimos de euro. Existen diferentes modelos según la calidad del producto. Eso sí­, es difí­cil encontrar protectores de plástico que superen los 12 euros.

Instalación: a diferencia del protector de cristal, escoger este material tiene el riesgo de crear las antiestéticas burbujas de aire si no se coloca con cuidado.

Grosor: los protectores de pantalla son mucho más finos, y todos rondan los 0,1 mm de grosor.

Sensación: desde el momento en que se instala un protector de plástico, el tacto de la pantalla no es el mismo. Incluso, con los pequeños arañazos, se forma un relieve que crea una sensación desagradable a la hora de pasar el dedo. Además, algunos usuarios afirman que el soporte multitáctil falla cuando se utiliza más de un dedo.

Dureza: aquí­ está la principal desventaja de este producto respecto al cristal templado: los protectores de plástico están concebidos especialmente para proteger la pantalla de arañazos, y son en general, vulnerables a caí­das y golpes.

pantalla rota

Protectores de cristal templado

Precio: al tratarse de un material de mejor calidad, el precio puede triplicarse. Los más baratos rondan los 10 euros, aunque hemos encontrado algunos que llegaban hasta los 30 euros.

Instalación: aunque hay que tener más precaución al colocar el cristal en nuestra pantalla, con esta opción evitamos las burbujas de aire.

Grosor: si los protectores de plástico cuentan con un grosor de 0,1 mm, los de cristal están entre 0,3 y 0,5 mm. Por este motivo, sobresalen más en la pantalla, algo que algunos usuarios ven como una desventaja.

Sensación: es evidente que estamos ante un material más parecido al de la propia pantalla y por tanto se asemeja a su tacto original.

Dureza: aquí­ encontramos la principal ventaja de instalar un protector de cristal en nuestro teléfono. Mientras el plástico solo preserva de arañazos, este material, mucho más rí­gido, realmente protege la pantalla de golpes y caí­das.

Hemos visto algunas de las caracterí­sticas de ambos protectores. El cristal templado ofrece una mayor protección y sensación más agradable al tacto, similar a la que ofrece la pantalla original. Por su parte, el protector de pantalla de plástico es más barato aunque solo preservará a tu smartphone de arañazos. La elección de uno u otro dependerá de los gustos del usuario. ¿Con cuál te quedas?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...