Samsung Galaxy Note

Los rumores no cesan. A pesar de que todaví­a faltan unos meses para la presentación del Samsung Galaxy Note 6, el goteo de informaciones respecto a este potente phablet es constante. En la última filtración se revelan algunos detalles muy interesantes sobre este modelo, como el hecho de que llevarí­a un panel con un tamaño de 5,8 pulgadas, ligeramente superior al del Samsung Galaxy Note 5. Pero además, también apostarí­a por heredar una pantalla de tipo curvo como la del Samsung Galaxy S7 edge, un formato que está diferenciando a la compañí­a coreana respecto a sus competidores. Estos no son los únicos detalles que han surgido a la luz de un teléfono que, esta vez sí­, deberí­a llegar a España tras la extraña ausencia del Samsung Galaxy Note 5. Te contamos todas las filtraciones.

Hablar del Samsung Galaxy Note es hablar de uno de los equipos con más solera del mercado de los smartphones. Aunque nunca ha llegado a superar las ventas de los Samsung Galaxy S, se trata de un modelo muy apreciado entre los fieles de la marca gracias a su importante tamaño, a la buena baterí­a o al uso que le podemos dar de su lápiz táctil. El Samsung Galaxy Note 6 seguirí­a este camino con una pantalla que alcanzarí­a un tamaño de 5,8 pulgadas, según se recoge en el medio SamMobile. Se trata de un formato que sube en 0,1 pulgadas el tamaño del Note 5. Más interesante aun es el hecho de que este panel podrí­a ser curvo, y seguir el camino de los modelos más punteros de la marca como el S7 edge. Esta decisión le aportarí­a un toque diferencial al diseño del Note, aunque habrá que ver si se termina de concretar esta opción.

Samsung Galaxy Note 5

Otro de los puntos que también se barajan ya es el tamaño de la baterí­a. Estamos ante uno de los puntos más sobresalientes de esta gama, con equipos que se sitúan entre los más duraderos del mercado. Samsung mantendrí­a esta tendencia al subir el tamaño de la baterí­a hasta los 4.000 miliamperios. Esta capacidad es la misma que tiene el Huawei Mate 8, pero un cuerpo ligeramente más pequeño. A priori, una garantí­a para funcionar durante al menos dos dí­as de uso, aunque está por ver la energí­a que gasta el procesador de este equipo. Se trata de un punto que ya hemos vivido en los Samsung Galaxy S7 y S7 edge, dos modelos que han aumentado su capacidad de baterí­a pero cuya potencia no ha permitido mejorar en la misma medida la autonomí­a.

Por último, se rumorea con que este dispositivo pudiera llegar con un procesador propio de Samsung Exynos 8890, o bien un chip Qualcomm Snapdragon 832. Más allá del procesador elegido, lo que de verdad puede marcar la diferencia es su memoria RAM: se habla de que este modelo apostarí­a por una RAM de 6 GB, algo que le situarí­a un año más como un referente del mercado. Sea como fuere, ya queda menos para conocer las caracterí­sticas con las que llegará este equipo top. Estaremos atentos para informaros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,