moviles sumergibles

Sumergir un teléfono móvil en lí­quido nunca es una buena idea. De hecho, la mayorí­a de equipos pueden llegar a sufrir serios problemas si se mojan por accidente o cuando están expuestos a un ambiente demasiado húmedo. Es cierto que cuando un móvil cae al agua, tratamos de hacer lo que sea para que vuelva a funcionar. Y ahí­ entran los clásicos trucos de sumergirlo en arroz o de usar un secador para eliminar cualquier rastro de humedad pieza por pieza. Sin embargo, en la mayorí­a de casos la humedad ya ha penetrado en los circuitos internos y aunque el teléfono se encienda de nuevo, lo más probable es que a corto plazo las piezas terminen oxidándose por el recuerdo de la humedad y el teléfono sea definitivamente irrecuperable. Por suerte, la mayorí­a de fabricantes de smartphones ya tienen en sus catálogos teléfonos resistentes al agua. Y aunque no es nada aconsejable bañarlos (el agua del mar o de la piscina podrí­an terminar estropeándolos), puedes estar seguro de que podrás sumergirlos (accidental o puntualmente) sin ahogarlos en el intento. Nuestra selección es la siguiente.

Samsung Galaxy S7

1. Samsung Galaxy S7

El Samsung Galaxy S7 es la gran estrella del momento. Después de haber perdido la resistencia al agua en el modelo S6, Samsung ha querido recuperar esta funcionalidad para su nuevo buque insignia. De este modo, tanto el Samsung Galaxy S7 como el Samsung Galaxy S7 Edge cuentan con la certificación IP68. Esto significa que podrás sumergirlos durante un máximo de 30 minutos a un metro y medio de profundidad. Nosotros no intentarí­amos nada más. Hay que indicar, por otra parte, que con respecto a esta funcionalidad, Samsung hace algunas recomendaciones, como por ejemplo no conectar el teléfono al USB si está mojado, no vaya a ser que se produzca un cortocircuito.

 

Sony Xperia Z5

2. Sony Xperia Z5

Sony es una firma pionera en esto de desarrollar teléfono resistentes al agua. El exitoso Sony Xperia Z5 no es una excepción. Tanto este equipo como el resto de miembros de su familia (nos referimos, claro está, a los Sony Xperia Z5 Compact y Sony Xperia Z5 Premium) disfrutan de una certificación IP65/68, lo que significa que pueden sumergirse hasta 1,5 metros de profundidad durante un máximo de 30 minutos y en agua dulce. Eso sí­, el fabricante recuerda a sus clientes que se trata de una funcionalidad para resistir a salpicaduras, lluvia o pequeños accidentes cotidianos. Además, tienes que asegurarte de que todas las tapas de las diferentes ranuras están cerradas: conexión micro USB, ranura micro SIM o ranura de tarjeta de memoria.

 

Motorola Moto G 2015

3. Motorola Moto G 2015

El Motorola Moto G 2015 disfruta de un certificado IPx7 que lo hace igualmente resistente al agua, pero a un metro de profundidad y durante un máximo de 30 minutos. Las pruebas lo confirman. Podemos indicar, por otra parte, que gracias a sus botones fí­sicos, el dispositivo es perfectamente útil para sacar fotografí­as debajo del agua. Al igual que con el resto de equipos, hay que asegurarse de que todas las ranuras están bien cerradas. La franja horizontal es, además, uno de los recovecos por los que más fácilmente podrí­a filtrarse el agua en caso de accidente. Así­, hay que fijarse bien en que las dos carcasas – tanto la frontal como la vertical – estén bien apretadas.

 

Samsung Galaxy S5

4. Samsung Galaxy S5

La firma coreana Samsung sorprendió en 2014 con la presentación de un Samsung Galaxy S5 resistente al agua, algo que hasta esa fecha, solo habí­amos visto en los miembros de la familia Active. El teléfono se apunta una certificación IP67, lo que significa que podremos sumergir el móvil durante al menos media hora. Bucear con él no serí­a lo más recomendable, pero sí­ puedes capturar fotos mientras te bañas en la piscina. Y como la presión del agua inhabilita el tacto en la pantalla, Samsung hizo que el botón de volumen también pudiera funcionar como disparador.

 

Sony Xperia M4 Aqua

5. Sony Xperia M4 Aqua

Y terminamos este especial de móviles para sumergir con otra propuesta interesante de Sony. Se trata del Sony Xperia M4 Aqua, un teléfono que se ajusta a una gama media y que te podrás llevar al bolsillo por menos de 250 euros. Así­, si estabas buscando un equipo económico, pero resistente al agua, esta podrí­a ser una opción idónea. Cuenta con una certificación IP68, de modo que también puede soportar el polvo. Es, de hecho, la misma de que disponen los teléfonos de más alta gama.

Y tú, ¿con cuál de ellos te quedarí­as? ¿Has probado ya a sumergirte con alguno de estos dos equipos? 

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.