Galaxy S7

Hace muy poco el Samsung Galaxy S7 y su hermano el Samsung Galaxy S7 edge llegaron a nuestras vidas y desde entonces ya no podemos vivir sin ellos. Hasta ahora estaban disponibles en color negro, dorado y plateado, pero no son los únicos colores en los que han sido diseñados. La firma coreana creó sus buques insignia en otro color, el blanco perla. Pero por desgracia para sus usuarios, Samsung no lanza todo el abanico de colores en todos lo mercados desde un primer momento.

Los que vivan en el Reino Unido están de suerte, ya que desde hoy mismo pueden preordenar el Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 edge en blanco perla siempre y cuando sean usuarios del operador de telefoní­a británico EE, que será el primero en tenerlo disponible. Esta preorden estará disponible a partir del 6 de mayo, y quién quiera hacerse con uno tendrá que contratar algún plan de telefoní­a de EE. Quizás el color blanco puede parecer un poco aburrido, pero ofrece un plus de estilo y clase en el nuevo buque insignia de la compañí­a, gracias al cual, han aumentado sus ventas en un 16% este 2016.

alwaysON-03

 

El buque de las alegrí­as para Samsung

Además de ser el estandarte de la casa, este teléfono ha reportado muchas alegrí­as traducidas en facturación a la compañí­a y es que, además de una maniobra de actuación perfecta, adelantando su salida al mercado un mes para dejar a Apple atrás, este teléfono es un alarde de calidades y rendimiento excepcionales. Un terminal en el que se ha aprendido de las debilidades del modelo anterior, mejorando así­ el rendimiento de su baterí­a, la resistencia al agua y sobre todo, añadiendo la posibilidad de ampliar la memoria externa mediante microUSB, uno de los motivos que frenó las ventas de su predecesor, el Samsung Galaxy S6. Su potencia es otro de los puntos fuertes de este smartphone, integrando un chip Samsung Exynos 8890 de ocho núcleos y con soporte para 64 bits con cuatro  núcleos de bajo rendimiento Cortex A53 1,6 GHz y otros cuatro núcleos de alto rendimiento Exynos M1 2,3 GHz que apoyados con 4 GB de RAM permiten una fluidez de funcionamiento no vistas hasta ahora en un teléfono. También ha sabido mantener lo que hasta ahora les ha dado resultados, como los paneles de fabricación propia. En este caso un pantalla Super AMOLED de 5,1 pulgadas el caso del Galaxy S7 y 5,5 en el del Glaxy S7 edge con calidad Quad HD de 2.560 x 1.440 pí­xeles. Las cámaras son otra delicia que no podemos pasar por alto, ambos modelos montan equipos fotográficos de escándalo, una cámara de 12 megapí­xeles con sensor dual en la parte trasera con una lente f/1.7, las más luminosa montada en un teléfono hasta la fecha.

Desde Samsung aseguran que el modelo en color blanco plata estará disponible en el resto de mercados a lo largo de los próximos meses. Esperamos que para futuras incorporaciones, la compañí­a plantee la opción de sacarlos en todos los mercados a la vez y no con cuentagotas.

 

 

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...