usb-tipoc

Puede que en los últimos meses, hayas leí­do mucho sobre un nuevo tipo de conector USB que ya se está instalando en prácticamente todos los equipos de última generación que van llegando al mercado. Nos referimos, lógicamente, al puerto USB de tipo C. Se trata de un nuevo conector que irá llegando a todos los equipos de forma gradual y que, en principio, promete más seguridad y versatilidad. Si todaví­a no lo conoces de cerca, hoy vamos a echar un vistazo a sus principales caracterí­sticas y ventajas.

Principales caracterí­sticas

Lo llaman USB Type C o USB Tipo C porque ya existen los USB Tipo A y Tipo B. El primero es el clásico, el que encontramos en todos los ordenadores. El tipo B es el que suele estar al otro lado del cable y en el que caben todas las conexiones que hemos ido viendo hasta ahora. Encontrarás el mini USB, el micro USB (el que usan la mayorí­a de los teléfonos actuales) y hasta el micro USB 3.0.

Ahora surge el Tipo C y lo hace con una nueva versión del USB 3.1. La primera vez que apareció estaba en un Macbook de Apple. De hecho, el conector es prácticamente como el Lightning de Apple, con un tamaño más reducido que el USB, pero dotado con la misma tecnologí­a. Apenas mide 8,4 x 2,6 milí­metros y puede usarse de forma reversible: esto significa que podrás insertarlo más rápido, porque ya no tendrás que dar mil y una vueltas para acertar con el lado correcto. Con respecto a su velocidad de transferencia, tenemos que indicar que es capaz de conseguir 10 Gbps con el estándar USB 3.1. Es decir, el doble que el conector USB 3.0 normal. A la hora de la carga, se habla de 20V (100W), con un resultado de 5 amperios de energí­a.

Pero atentos, que este sistema tiene otras ventajas. Hemos visto que puede funcionar como cable para transferir datos y energí­a, pero tenemos que añadir otro uso. Y es que el nuevo USB Tipo C está perfectamente equipado para transmitir señales de audio y ví­deo, lo que significa que los dispositivos podrí­an prescindir del clásico puerto HDMI.

USB Tipo C

Las ventajas

Pues como hemos indicado, las principales ventajas de la adopción del USB de Tipo C serí­an las siguientes:

1. Versatilidad. Porque el conector es reversible y puedes insertarlo tanto de un lado como de otro. Esto elimina el problema tí­pico de acertar o no a la hora de insertarlo. ¿Cuántas veces te has encontrado girando el conector de un lado y otro porque no eras capaz de pincharlo bien?

2. Rapidez. La velocidad de transferencia también aumenta, adaptándose al USB 3.1. Estamos hablando de 10 Gbps.

3. Transversalidad. Te hemos indicado que el el conector de Tipo C es compatible con la transferencia de datos, de energí­a (20V -100W y 5 Amperios de energí­a) y de audio y ví­deo. Se trata de una tecnologí­a que puede unificar todos estos usos y facilitar, por tanto, la experiencia del usuario.

Qué dispositivos lo llevan

De momento son pocos, pero lo más probable es que en breve sean muchos más los que integran el USB de Tipo C en su arquitectura. Por ahora, puedes encontrarlos en modelos como el LG G5, el weimei we plus o el Huawei P9.

Y tú, ¿estás pensando en hacerte con alguno de estos equipos? ¿Has probado ya el USB de Tipo C? Puedes compartir tu experiencia abajo en los comentarios. 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.