Samsung Galaxy S8

Hace poco tiempo que Samsung colocó en el mercado sus nuevos Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge. Mientras seguimos disfrutando de ellos la compañí­a estarí­a trabajando en la que serí­a la nueva generación, que podrí­a llegar en esta ocasión con caracterí­sticas bastante destacadas. De hecho, los primeros rumores apuntan a que el Samsung Galaxy S8 contarí­a con una pantalla con resolución 4k (3.840 x 2.160 pí­xeles), muy poco habitual en teléfonos de alta gama. Al parecer, la surcoreana se estarí­a preparando para que su próximo buque insignia pueda adentrarse más en la realidad virtual, un sector cada vez más aclamado y demandado.

Samsung estarí­a comenzado a desarrollar su próximo teléfono insignia. Los primeros rumores señalan que el dispositivo llegarí­a con un panel OLED de 5,5 pulgadas con la espectacular resolución 4K (3.840 x 2.160 pí­xeles), lo que le otorgarí­a una densidad de 806 pí­xeles por pulgada, nada habitual actualmente en telefoní­a. Hasta la fecha solamente el Sony Xperia Z5 Premium puede presumir de este añadido, y únicamente en algunas situaciones. Los demás dispositivos con pantallas más ní­tidas están en 2.560 x 1.440 pí­xeles y sobre los 500-550 pí­xeles por pulgada. Con esta nueva caracterí­stica, Samsung volverí­a a desmarcarse del resto de competidores estableciendo una buena estrategia publicitaria. Ahora bien, ¿serí­a realmente positivo contar con ella?, ¿cómo afectarí­a a la eficiencia energética? ¿Acaso el ojo humano es capaz de distinguir esa mejora de nitidez en la imagen?

Samsung Galaxy S8

Hay mucha controversia al respecto y no todos los fabricantes tienen las mismas opiniones. En el caso de Samsung, todo harí­a indicar que la compañí­a prepara un teléfono especialmente dedicado para sumergirse en el campo de la realidad virtual. Y es que, la realidad virtual está muy relacionada con la resolución que tenga la pantalla del smartphone en sí­. Cuanta más resolución tenga mayor será la sensación de realidad capaz de ofrecer la gafa. De este modo, parece evidente que el hecho de que la firma vaya a emplear los 4K en su nuevo Galaxy S8 no está tanto relacionado con que el usuario visualice a 2.160p la pantalla principal del teléfono, si no más bien con que se pueda optimizar la parte multimedia.

Por su parte, habrá que tener claro que Samsung necesitará un hardware a la altura capacitado para ofrecer imágenes a esta resolución, con tasas de refresco muy por encima de los 60 fps. Cabe señalar, que los actuales sistemas ofrecen entre 90 y 120 fps. De momento, son los únicos datos que conocemos. Todo está muy verde aún, por lo que no tenemos constancia de si Samsung decidirá implementar el nuevo procesador Qualcomm Snapdragon 823 o decantarse únicamente por la nueva generación de procesadores Exynos. Otro aspecto a tener en cuenta será la memoria RAM, que podrí­a ser de 6 GB. De hecho, se dice que el próximo Galaxy Note contará con esta cifra.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.