iphone 6 foto

Un año después de que Android diera acceso a los archivos RAW en los terminales que tuvieran instalado el sistema operativo Lollipop 5.0, Apple se sube al mismo barco con su iOS 10: los iPhone 6S, 6S Plus, SE, 7, 7 Plus y el iPad Pro de 9.7 pulgadas podrán manejar archivos DNG. Pero ¿Qué es exactamente la fotografí­a en formato RAW?

El formato RAW (crudo, en inglés) se contrapone a las fotos en formato JPEG. Cuando se hace una foto con esta segunda, la cámara graba la imagen definitiva, registrando valores como el balance de blancos, la saturación o el contraste y “empaquetándolos”, para que esa foto sea ya visualizada. Digamos que no es un formato pensado para ser trabajado. El RAW, a través de formatos como el DNG, funciona de otra manera:  al hacer una foto en RAW, los valores quedan abiertos y mucho más fáciles de editar, digamos que la foto no acaba de estar procesada, con lo cual hay todaví­a muchas más posibilidades a la hora de editar. Es un formato que, al contrario que los JPG, ocupa mucho espacio en el disco duro.

Tras la última actualización de la del  iOS 10, los usuarios podrán elegir entre el formato JPEG tradicional y el DNG en RAW cuando se usen aplicaciones no nativas, ya que la aplicación de la cámara todaví­a no podrá hacer fotos directamente en este formato.  En este sentido, Apple sigue yendo un paso por detrás de Android, ya que desde la aparición del Android 5.0 Lollipop, ya hay cámaras nativas de móviles Android que permiten hacer fotos directamente en RAW, además de la posibilidad de hacerlo a través de aplicaciones externas. Ejemplo de ello son dispositivos con un año de antigí¼edad como el HTC One M9, LG G4, Nexus 6 o el Samsung Galaxy S6. No siempre se puede estar a la última, Apple.

jpeg vs raw

Como ya hemos dicho, este formato tiene la desventaja de ocupar mucho espacio de disco duro, una media de unos 30 MB (mientras que una foto normal en JPEG ocupa de media 1,5 MB), ya que está pensado originalmente para editar fotos en el ordenador, donde no hay tanta limitación de ese tipo. Así­ que si estás interesado en este tipo de fotografí­a y tienes un terminal de menos de 32 GB de memoria interna, mejor no lo intentes, te sentirás como cuando grabas un ví­deo 4K en un iPhone 6S de 16 GB: ahogado. Si no estás interesado en usarlo, siempre tendrás la posibilidad de desactivar la opción.

La inclusión de este formato, junto con las novedades de la cámara del iPhone 7, y sobre todo del iPhone 7 Plus, ponen a Apple en el camino correcto si buscan atraer al usuario interesado en la fotografí­a profesional, una carrera en la que los de Cupertino nunca han estado a la cabeza, con Sony, Samsung o incluso Huawei con su P9 siendo unos fieros competidores. La inclusión de un doble objetivo de 12 megapí­xeles, uno con gran angular (apertura de Æ’/1,8) y otro siendo un teleobjetivo (apertura de Æ’/2,8) cambia bastante el panorama en ese punto y junto con el flash True Tone con cuatro LED hará las delicias de todos esos fotógrafos que quieren tener una herramienta de precisión a mano cuando no llevan la cámara de trabajo encima. Ahora, también, pueden editar con mayor facilidad y mejor resultado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,