Desmontan por completo el Samsung Galaxy Note 8, así­ es por dentro

Todaví­a ni ha salido a la venta el Samsung Galaxy Note 8, y ya estamos viendo pruebas de resistencia, y otras inspecciones. Y lo cierto es que no nos extraña, suele pasar con todos los dispositivos de gama alta, y esto nos ayuda a decidir si comprar o no el dispositivo. Así­ podremos saber si el dispositivo resiste a las ralladuras, a los golpes o a la presión en el bolsillo. O como en este caso, si el dispositivo es fácil de reparar, y cómo está construido por dentro. IFIXIT, expertos en desmontaje e inspección de dispositivos han abierto el Samsung Galaxy Note 8, así­ es pos dentro. ¿Costará repararlo?

Según la gente de IFIXIT, el Samsung Galaxy Note 8 tiene un diseño similar a sus anteriores versiones. Es algo que no nos extraña. Para abrir el dispositivo, es necesario hacer presión hacia fuera en la parte trasera con una herramienta adecuada, e ir despegando los cantos poco a poco. Una vez se haya quitado la trasera hay que tener mucho cuidado, porque quedará entre medio el cable del lector de huellas.

Galaxy Note 8 desmontado

Para ver completamente el interior del dispositivo, es necesario quitar el chip de carga inalámbrica y nfc. Así­ como el altavoz. Vemos que la baterí­a ahora se sitúa más en el centro. Si extraemos la baterí­a, podemos sacar la placa base con las cuatro cámaras del Note 8 (dos en la trasera, una en la frontal y el escáner de iris en el frontal). Las caracterí­sticas de la cámara cumplen con las que muestra el fabricante en su ficha del dispositivo. Además, en el interior está todo en su sitio, sin ninguna ubicación extraña. Los módulos de memoria RAM, procesador y almacenamiento son correctos.

USB C y Jack de 3.5 mm fácil de retirar. La pantalla, no tanto

Aunque los componentes que hemos mencionado anteriormente son difí­ciles de extraer, algunas conexiones que se desgastan más rápidamente se pueden remplazar de una forma más sencilla, como, por ejemplo, el conector USB C. Lo mismo pasa con el Jack de 3.5 mm para los auriculares. Además, la cubierta para la resistencia al agua está muy bien implementada, Ifixit asegura que mejor que la de los dispositivos de Apple. El panel del Samsung Galaxy Note 8 ya es más complicado de extraer. Hace falta aplicar calor, ya que el adhesivo es bastante fuerte.

En definitiva, el Samsung Galaxy Note 8 es un poco complicado de reparar. La parte trasera de cristal está muy bien pegada, además del panel. A la baterí­a le pasa lo mismo. Lo bueno, es que los tornillos son estándar y las conexiones como el lector de huellas, Jack de 3.5 mm y USB Tipo C son fáciles de extraer si se dañan. Por otra parte, los componentes están muy bien ubicados. Eso sí­, esperamos que nunca tengas que abrir tu Samsung Galaxy Note 8 para reparar algo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.