Así­ ha cambiado el Samsung Galaxy Note desde el primer modelo

La octava generación de Galaxy Note, presentada a finales de agosto, enterró los incesantes rumores que daban por hecho que esta gama habí­a llegado a su fin tras los problemas con el Galaxy Note 7. De hecho, nada más lejos de la realidad: el Galaxy Note 8 se plantea como uno de los teléfonos más potentes del competitivo mercado actual.

Para conmemorar este resurgimiento, vamos a hacer un breve repaso de la gama más grande de la familia Samsung Galaxy. Este modelo siempre se quiso enfocar al trabajo, y fue pionero incluyendo punteros, así­ como en la pantalla curvada.

Samsung Galaxy Note N7000

galaxy Note N7000

En 2011, Samsung se adelantó a lo que que más tarde serí­a un tamaño común al ofrecer 5,3 pulgadas de pantalla con una resolución super HD 800 x 1280 pí­xeles. Se puso toda la carne en el asador con el hardware más potente: chip Exynos de 1,4 Ghz, 1 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento, cámara de 8 megapí­xeles y una enorme baterí­a de 2.500 mAh.

Debido al gran tamaño de pantalla, los desarrolladores de Samsung pensaron que serí­a útil incluir un puntero Stylus. De esta manera, el usuario podrí­a navegar por el teléfono sin tener que estirar el dedo incómodamente. Este tipo de punteros ya se encontraban en otros teléfonos táctiles de la primera generación, que funcionaban por presión, y con el puntero era más sencillo. Sin embargo, el concepto del Stylus del Galaxy Note era distinto, iba dirigido a profesionales que quisieran hacer apuntes rápidos en su agenda, escribir notas a mano o incluso dibujar.

Samsung Galaxy Note II

galaxy note II

Un año más tarde, en 2012, llegarí­a el siguiente miembro de la familia Note. Con un look más redondeando, y ligeramente más estrecho (3 mm) que el N7000, Samsung daba un importante salto de calidad en este nuevo modelo. Mientras la resolución Super HD se mantení­a, la pantalla subí­a hasta 5,5 pulgadas, lo que pronto iba a ser considerado el estándar entre los phablets (concepto ya en desuso).

El procesador pasaba a ser un Exynos de cuatro núcleos con 1,6 GHz de velocidad, y la memoria RAM subí­a a 2 GB. Se incluí­a un modelo de 64 GB y funcionaba hasta con Android 4 KitKat. La baterí­a aumentaba junto con la pantalla, llegando a los 3.100 mAh de capacidad. El Stylus continuaba, ya que habí­a sido un éxito, y el equipo de cámaras delantera y trasera se mantení­an inalteradas.

Samsung Galaxy Note 3

Samsung Galaxy Note 3

La notación romana daba paso a la arábiga con el Samsung Galaxy Note 3, en septiembre de 2013. Recuperando formas más rectilí­neas, Samsung subí­a la pantalla de su Note a 5,7 pulgadas. La resolución alcanzaba por primera vez el Full HD (1920 x 1080 pí­xeles). En la parte de atrás, una carcasa que simulaba el efecto piel, queriendo dar una imagen más sobria y de trabajo.

En cuanto a la parte interna, su chip Exynos subí­a a los ocho núcleos, con una velocidad máxima de 1.9 GHz. Se incluí­an 3 GB de memoria RAM y almacenamientos de 32 y 64 GB. La cámara, olvidada con el Galaxy Note II, sí­ darí­a un gran salto de calidad en este Note 3: un sensor trasero de 13 megapí­xeles con apertura f/2.2 y posibilidad de grabar video a 4K en 30 fps. La cámara frontal se mantení­a con 2 megapí­xeles, aunque permití­a grabar ví­deo en Full HD.

El puntero, ahora renombrado S-pen, recibí­a una mejora en sus funciones, y su baterí­a subí­a a 3.200 mAh, un aumento de capacidad leve que coincidí­a con el nuevo tamaño de pantalla. La autonomí­a de dos dí­as que caracterizaba el Galaxy Note se seguí­a manteniendo.

Samsung Galaxy Note 4 y  Galaxy Note Edge

Samsung Galaxy Note 4

2014 verí­a cómo la familia Note se desdoblaba por primera vez. Por un lado tendrí­amos el Galaxy Note 4, un dispositivo con un look bastante continuista del anterior modelo. Mantení­a la pantalla de 5,7 pulgadas de pantalla, aunque aumentaba la resolución a QHD (1440 x 2560 pí­xeles).  Las configuraciones que se desarrollaron fueron dos, con un chip Snapdragon 805 a 2,7 GHz o un Exynos 5433 a 1,9 GHz. La memoria RAM en cualquier caso era de 3 GB, y el ROM de 32 GB.

La nueva cámara que se incluirí­a serí­a de 16 megapí­xeles, con apertura f/2.2 y posibilidad de grabar en 4K a 3o fps. En la parte frontal, 3.7 megapí­xeles con posibilidad de grabar en ví­deo en Full HD. El S-Pen adquirí­a cada vez más protagonismo, mientras que la baterí­a se establecí­a en 3220 mAh, eso sí­, incluyendo tecnlogí­a QuickCharge 3.0 de carga rápida.  Este serí­a el primer Galaxy Note que incluirí­a lector de huellas dactilares frontal.

Samsung Galaxy Note Edge

Meses después del Note 4 aparecerí­a el Galaxy Note Edge. La configuración era muy parecida al original (sólo saldrí­a con el chip Snapdragon 805, eso sí­), aunque contaba con una diferencia importante: uno de los laterales de la pantalla era curvado. Esta caracterí­stica permití­a al usuario acceder a un menú lateral que le hiciese moverse de manera más rápida por el teléfono. Esta idea serí­a a partir de entonces un elemento común en todos los nuevos Galaxy Note, y la idea de la pantalla curvada se extenderí­a a los Galaxy S y se convertirí­a en un elemento identificador de las gamas altas en Samsung.

Samsung Galaxy Note 5

Samsung Galaxy Note 5

En 2015 saldrí­a a la venta el Samsung Galaxy Note 5. No cambia prácticamente el diseño, la pantalla ni las configuraciones respecto al Galaxy Note 4. Las principales diferencias son que la cámara frontal sube a 5 megapí­xeles y la baterí­a tení­a una calidad de 3000 mAh.

Hay una razón por la que muchos usuarios no conozcan este modelo, y es que en España no se llegó a comercializar. Lo más parecido que se encontró ese año en el mercado de nuestro paí­s fue el Galaxy S6 Edge +, también de 5,7 pulgadas.

Samsung Galaxy Note 7 (2016)

Así­ ha cambiado el Samsung Galaxy Note desde el primer modelo 1

El número seis desaparece de la cuenta y en 2016 llega el Galaxy Note 7, probablemente para igualarse al exitoso Galaxy S7 (hasta entonces siempre habí­a ido un número por detrás de esta gama). El que prometí­a ser el gran dispositivo del año acabó en tragedia.

Y es que el Galaxy Note 7 ofrecí­a la versión más ligera y fina de todos los Note hasta entonces, manteniendo la pantalla de 5,7 pulgadas. El procesador era un Exynos 8890 de ocho núcleos a 2,3 GHz, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Incluí­a la cámara que habí­a hecho famoso el Galaxy S7, con 12 megapí­xeles, apertura f/1.7 y el sensor Dual Pixel. Delante, una cámara de 5 mpegapí­xeles también con apertura f/1.7.

El Galaxy Note 7 incluí­a lector de iris además del de huellas, resistencia al agua IP68 y una baterí­a de 3.500 mAh. Y fue esta baterí­a la que acabó condenando un gran modelo: una serie de accidentes con modelos que ardí­an hicieron que toda la tirada entera se tuviera que retirar del mercado.

Samsung Galaxy Note 8

Samsung Galaxy Note 8, tenemos posible fecha de venta

Y llegamos al presente. Muchos rumores decí­an que la gama Note estaba muerta y enterrada. Sin embargo, a finales de agosto de 2017 hemos podido comprobar lo contrario: está más viva que nunca. Como el innovador Galaxy S8 ya tení­a una pantalla de 5,8 pulgadas, el Samsung Galaxy Note 8  tení­a que dar un paso más, y se planta en las 6,3 pulgadas, con resolución QHD y un ratio de 83 por ciento de pantalla infinita.

Su chip es un Exynos 8895 de ocho núcleos a 2,4 GHz, con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento. Se introduce por primera vez la cámara doble en Samsung, con un objetivo de 12+12 megapí­xeles y aperturas de f/1.7 y f/2.4, respectivamente. Delante, una cámara de 8 megapí­xeles y apertura f/1.7.

El S-Pen se mantiene, permitiendo tomar notas con la pantalla apagada, y también la resistencia al agua IP68. El lector de huellas, al igual que en el Galaxy S8, pasa a la parte de atrás. La  capacidad de la baterí­a, por su lado, baja a 3.300 mAh.

La familia Samsung Galaxy Note ha llevado la bandera de la calidad en todos estos años. Cada modelo ofrece especificaciones de máximo nivel y un hardware a batir. Pese a las irregularidades a lo largo de su historia, parece que vamos a tener Galaxy Note para rato.

 

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.