Samsung estaría trabajando en una batería curvada para su teléfono plegable

El próximo año podría ser uno de los más prometedores para Samsung. No solo porque volverá a sorprender con nuevos modelos para las gamas Galaxy S y Note, también porque está previsto que dé a conocer su móvil plegable. El rumoreado Samsung X fue confirmado por la propia compañía, aunque no sabemos si se acabará llamando así. De momento, los detalles sobre sus posibles características van llegando a cuenta gotas. El último está relacionado con su batería.

Al parecer, según informan desde The Next Web, Samsung SDI, la división de baterías de la surcoreana, estaría trabajando en una batería acorde para este dispositivo. Todo hace indicar que podría doblarse, al igual que la pantalla. Asimismo, tendría una mayor capacidad de lo habitual. Se rumorea que contaría con hasta 6.000 mAh, algo que tiene mucha lógica, sobre todo teniendo en cuenta que el panel al desplegarse por completo podría alcanzar las 7,3 pulgadas de tamaño.

Según esta última información, el comienzo de la producción de estas baterías sería inminente. El objetivo para Samsung es poder tener listo el teléfono para el próximo año, quizás para el próximo Mobile World Congress de Barcelona. Como decimos, no tenemos muchos datos de este móvil plegable. El rumor más extendido es que contaría con una pantalla de 7,3 pulgadas al extenderse y 4,5 pulgadas cuando el dispositivo se encontrase plegado. Asimismo, el smartphone podría doblarse sin necesidad de bisagras. La interfaz se ajustarí­a a los modos de pantalla y su diseño nos permitirí­a sostenerlo en la mano cómodamente.

Samsung Galaxy X

El Samsung X sería el primer móvil flexible, que no plegable. El pasado año ya conocimos el ZTE Axon M, un dispositivo construido en aluminio con dos pantallas separadas por una especie de bisagra. Por tanto, lo que prepara Samsung es bastante diferente, un móvil realmente flexible, sin bisagras, perfecto para tener más o menos tamaño en función de las necesidades. En cualquier caso, todo hace indicar que el objetivo no sería llegar al gran público. El nuevo terminal podría rondar los 1.600 euros, una cifra al alcance de muy pocos.

Otras noticias sobre...