samsung-galaxy-s10-en-mano

De sobra es conocido que la mayoría de empresas de telefonía móvil fabrican componentes distintos para sus móviles dependiendo del mercado al que van dirigidos. Ejemplo de ello es el Galaxy S9 de Samsung, un terminal que cuenta con dos versiones: el modelo americano y el modelo internacional. Hace algo menos de un mes la compañía presentó el Exynos 9820, el corazón del Samsung Galaxy S10 en su variante para Europa y España. En esta ocasión es el procesador de la variante americana el que se ha filtrado a través del conocido usuario de Twitter Roland Quandt. Nos referimos al Snapdragon 855.

Snapdragon 855: 7 nanómetros y tres arquitecturas diferentes

El Snapdragon 855 será el principal componentes de buena parte de los móviles de gama alta en 2019. Aunque lo unico que se conocía hasta ahora de este era su nombre, esta misma madrugada se han filtrado al completo todas sus características.

En resumen, el procesador de Qualcomm será un procesador fabricado en 7 nanómetros con tres arquitecturas diferentes que correrán a 1.78 GHz, 2.42GHz, y 2.84GHz. Junto a estas, la GPU Adreno 640 y una NPU física destinada al procesamiento de la Inteligencia Artificial. En adición a ello, se integrarán dos módems X24 y X50 compatibles con redes 5G y 4G+ que ayudarán a mejorar la velocidad de conexión tanto en WiFi como en datos móviles.

Qualcomm presenta el Snapdragon 670, el nuevo procesador de gama media

¿Cómo se traducen todos estos datos en al vida real? Aunque todavía no se han desvelado benchmarks ni pruebas de rendimiento del Snapdragon 855, es de esperar que cuente con un rendimiento significativamente superior al anterior Snapdragon 845 y cercano al A12 Bionic de Apple. Esta mejora de potencia también se traslada a la hora de ejecutar juegos y procesos que requieran de la Inteligencia Artificial al integrar una NPU física y una GPU mejorada.

En términos de autonomía, la unidad de Qualcomm pasa a contar con 7 nanómetros. Esto supone una mejora respecto al 845 de un 42%, que se traducirá en una mejor gestión de los recursos del sistema y por supuesto, la batería. Por lo demás, no conocemos más datos de lo próximo de la compañía norteamericana. Lo único que podemos hacer es esperar a ver las primeras pruebas de rendimiento para ver cómo se comportará el procesador del Samsung Galaxy S10 y el resto de modelos de gama alta.

Otras noticias sobre... , ,