Comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold

Habíamos hablado mucho de los móviles plegables. Se habían filtrado imágenes, renders y posibles prototipos. Todo ello para que, finalmente, en el MWC de 2019 se hagan realidad. Sabíamos que este año tendríamos alguna muestra de por dónde iban los tiros, pero no esperábamos que hubiera tantos modelos disponibles. Modelos que incluso se pondrán a la venta en los próximos meses. Aunque son varias las marcas que han presentado sus dispositivos, lo cierto es que los que más han llamado la atención son el Huawei Mate X y el Samsung Galaxy Fold.

El terminal de Samsung dio el pistoletazo de salida al ser presentado unos días antes del comienzo de la feria. El Samsung Galaxy Fold ofrece una pantalla exterior de 4,6 pulgadas y una pantalla principal de 7,3 pulgadas. También incluye un sistema de triple cámara y, como es lógico, la mejor tecnología del fabricante.

Por otro lado tenemos el terminal de Huawei, que ofrece un diseño bastante diferente al del terminal de los coreanos. El Huawei Mate X luce una enorme pantalla de 8 pulgadas cuando está abierto y dos pantallas de 6.6 y 6.38 pulgadas cuando está cerrado. Dos diseños bastante diferentes pero que tienen algo en común, su alto precio y que incluyen lo mejor de cada casa. Ponemos frente a frente el Huawei Mate X y el Samsung Galaxy Fold.

FICHA COMPARATIVA

Huawei Mate X Samsung Galaxy Fold
Pantalla · Abierto: pantalla de 8 pulgadas con resolución de 2.480 x 2.200 píxeles
· Cerrado: panel frontal de 6.6 pulgadas y resolución de 2.480 x 1.148 píxeles + panel trasero de 6.38 pulgadas con resolución de 2.480 x 892 píxeles
· Tecnología OLED
· Abierto: panel Dynamic AMOLED de 7.3 pulgadas con resolución QXGA+ y formato 4.2:3
· Cerrado: panel Super AMOLED de 4.6 pulgadas con resolución HD+ y formato 21:9
Cámara principal Triple sensor: 40 MP (Gran angular) + 16 MP (Ultra gran angular) + 8 MP (Teleobjetivo) · Cámara en la parte exterior: sensor de 10 MP con apertura f/2.2
· Trasera triple: 16 MP Ultra gran angular con apertura f/2.2 + sensor angular de 12 MP con enfoque Super Speed Dual Pixel, estabilización óptica OIS y apertura variable f/1.5-f/2.4 + 12 MP teleobjetivo, enfoque PDAF, OIS, f/2.4, zoom 2x
Cámara para selfies No tiene cámara frontal especial Dual frontal: 10 MP con apertura f/2.2 + sensor de profundidad de 8 MP con apertura f/1.9
Memoria interna 512 GB 512 GB
Ampliación Tarjeta NM de hasta 256 GB No disponible
Procesador y memoria RAM Kirin 980 + Balong 5000, 8 GB de RAM Exynos 7 nm 64-bit con ocho núcleos, 12 GB de RAM
Baterí­a 4.500 mAh, Súper Carga 55 W 4.380 mAh, carga rápida con cable e inalámbrica
Sistema operativo Android 9.0 Pie + EMUI 9.1.1 Android 9.0 Pie
Conexiones 4G LTE, GPS, WiFi 802.11ac, BT 5.0, USB-C, NFC 4G LTE, GPS, WiFi 802.11ac, BT 5.0, USB-C, NFC
SIM Nano SIM Nano SIM
Diseño Metal y cristal, colores: azul Metal y cristal, colores: negro, plata, azul y dorado
Dimensiones · Desplegado: 161.3 x 146.2 x 5.4 mm
· Plegado: 161.3 x 78.3 x 11 mm
Peso de 295 gramos
Funciones destacadas Compatible con redes 5G
Lector de huellas dactilares en el lateral
Lector de huellas en el lateral
Fecha de lanzamiento Segunda mitad de 2019 26 de abril de 2019
Precio 2.300 euros 1.980 euros

 

DISEÑO Y PANTALLA

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold pantalla Mate X

Decíamos antes que la idea de diseño de ambos terminales es completamente diferente. El Huawei Mate X cuenta con un único panel con tecnología OLED que al doblarlo se transforma en dos pantallas. La principal es de 6,6 pulgadas y tiene una resolución de 2.480 x 1.148 píxeles. En cuanto al panel trasero, tiene un tamaño de 6,38 pulgadas con resolución de 2.480 x 892 píxeles.

Cuando abrimos el móvil tenemos una pantalla de 8 pulgadas con una resolución total de 2.480 x 2.200 píxeles. Para conseguir que el panel se pueda desplegar Huawei ha diseñado una bisagra especial que está oculta, pero que el fabricante asegura es muy resistente.

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold pantalla Fold

Así como el dispositivo de Huawei podríamos decir que se pliega “hacia fuera”, el de Samsung lo hace al revés. Es decir, tenemos una especie de “libro” que tiene en su interior un panel Dynamic AMOLED de 7,3 pulgadas con resolución QXGA+ y formato 4.2:3.

Al tener la pantalla principal en la parte interior, el dispositivo necesita una pantalla exterior para su uso como “móvil normal”. Por ello el Samsung Galaxy Fold cuenta con una segunda pantalla Super AMOLED de 4,6 pulgadas con resolución HD+. Esta será la que usemos cuando no queramos desplegar la pantalla grande.

Para conseguir el correspondiente plegado Samsung ha diseñado un nuevo mecanismo de bisagra que busca que el terminal se abra de forma suave y natural, y se cierre plano y compacto con un solo movimiento. Para lograr esta fluidez, Samsung ha diseñado una sofisticada unión con múltiples engranajes entrelazados. El mecanismo se ha ocultado para conseguir que el diseño final no se vea afectado.

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold pantalla desplegada Mate X

Como es lógico, ambos terminales muestran todo su potencial cuando están abiertos. El Huawei Mate X no tienen ningún tipo de muesca, ya que la cámara triple funciona tanto de principal como de frontal. Eso sí, no podremos utilizar la cámara cuando estemos usando el móvil abierto.

Sin embargo, el Samsung Galaxy Fold sí cuenta con cámaras delanteras. El fabricante coreano ha decidido ponerlas en la parte superior derecha, desluciendo, a mi parecer, la imagen de la pantalla cuando el móvil está abierto.

De momento Samsung no ha facilitado las dimensiones del Galaxy Fold, así que no podemos saber si es mucho más grueso que un terminal normal (algo lógico por otra parte). Sí tenemos las del móvil del fabricante chino. Por un lado, el Huawei Mate X tiene un grosor de solo 5,4 milímetros cuando está abierto. Esta medido corresponde a la parte en la que solo tenemos panel.

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold pantalla Fold abierta

La parte más gruesa, donde se sitúa la bisagra, tiene un grosor de 11 milímetros. Este mismo será el grosor cuando el terminal esté cerrado, lo cual no me parece excesivo. Como podéis imaginar, el peso del terminal sí aumenta considerablemente. El Huawei Mate X pesa 295 gramos, unos 100-110 más que otros terminales de gama alta.

Conjunto fotográfico

En el apartado fotográfico, Huawei ha querido echar mano del sistema de triple cámara trasera del Mate 20 Pro. Es decir, el Huawei Mate X está equipado con un sensor principal de 40 megapíxeles, un ultra gran angular con sensor de 16 megapíxeles y un teleobjetivo que cuenta con un sensor de 8 megapíxeles.

¿Y qué pasa con los selfies? Para tomarnos autofotos utilizaremos exactamente el mismo sistema. Como ya hemos dejado ver, el Mate X no tiene cámara frontales como tal, utiliza el sistema principal de triple cámara. Esto tiene como ventaja que tendremos la mejor cámara frontal del mercado. Pero la desventaja (si es que se le puede llamar así) será que no podremos hacernos un selfie con la pantalla abierta.

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold cámaras Mate X

El sistema de plegado y pantallas que ha decidido utilizar Samsung hace que el móvil sí deba incluir una cámara delantera. Y parece que Samsung ha pensado que, ya puestos, mejor incluir un sistema fotográfico para que podamos hacer fotos y vídeos con el móvil en cualquier posición.

Así pues, el Samsung Galaxy Fold tiene un sistema principal formado por un triple sensor. Por un lado tenemos un sensor gran angular de 12 megapíxeles con apertura dual (f/1.5 – f/2.4), sistema de enfoque Dual Pixel y estabilización óptica de la imagen (OIS). Por otro lado, un sensor teleobjetivo también con 12 megapíxeles, apertura f/2.4 y estabilización óptica de imagen. Y, por último, un sensor ultra gran angular con 16 megapíxeles de resolución y apertura f/2.2.

Cuando el móvil está abierto, podemos hacer fotografías y vídeos sin necesidad de cerrarlo mediante un sistema doble situado en la parte superior derecha de la pantalla. Este está formado por un sensor principal de 10 megapíxeles con apertura f/2.2 y un sensor de profundidad de 8 megapíxeles con apertura f/1.9.

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold cámaras Fold

Por último, el Galaxy Fold tiene una cámara en la cubierta de 10 megapíxeles con apertura f/2.2. Esta nos servirá para tomar selfies cuando tengamos el móvil cerrado.

El mejor hardware de cada casa

Como luego veremos, estamos ante dos dispositivos muy caros. Así que lo lógico es que incluyan un conjunto técnico lo más potente posible hoy en día. Y así lo cumplen ambos modelos.

El Huawei Mate X está equipado con el procesador Kirin 980 de Huawei. Le acompañan 8 GB de memoria RAM y 512 GB de almacenamiento interno. Una capacidad que podremos ampliar mediante una tarjeta NM de hasta 256 GB.

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold procesador Fold

También va muy bien servido el Samsung Galaxy Fold. En su interior esconde un procesador de 7 nm y ocho núcleos, cuyo nombre no ha sido desvelado pero imaginamos será el Exynos 9820. Está acompañado por 12 GB de memoria RAM y 512 GB de almacenamiento interno UFS 3.0. Eso sí, no dispone de ranura MicroSD.

Y en cuanto a la autonomía, el Huawei Mate X está equipado con una batería basada en dos módulos con una capacidad total de 4.500 miliamperios. Esta cuenta con carga rápida Super Charge de 55W, capaz de cargar el 85% de la batería en solo 30 minutos.

Por su parte, el Samsung Galaxy Fold equipa una batería de 4.380 miliamperios. Esta cuenta con carga rápida tanto por cable como inalámbrica. Esta última es compatible con WPC y PMA.

comparativa Huawei Mate X vs Samsung Galaxy Fold batería Mate X

Y en conectividad, como es lógico, tenemos lo último en ambos terminales. Sin embargo, aunque ambos modelos podrán conectarse a las redes 5G, el Samsung Galaxy Fold lo hará solo en una versión especial. El Huawei Mate X cuenta con el modem Balong 5000, que ofrece una conexión más rápida, a priori, que la de su rival.

Conclusiones y precio

No cabe duda de que estamos ante dos dispositivos revolucionarios. Dos modelos que nos dejan ver cómo puede ser el futuro de los terminales móviles. Un mundo el de los móviles plegables que, a diferencia del de los móviles “normales”, todavía tiene mucho que ofrecer.

Estamos antes dos móviles plegables pero que son completamente diferentes. El Huawei Mate X tiene un panel que al plegarse queda “por fuera” del dispositivo. Esto lo hace sobre un marco que incluye el sistema fotográfico.

El Samsung Galaxy Fold, sin embargo, opta por dejar el panel grande “dentro” y colocar una segunda pantalla en la zona exterior para su uso como móvil normal. Dos puntos de vista diferentes de lo que puede ofrecer el móvil plegable.

Dejando de lado el diseño, es obvio que ambos terminales ofrecen el mejor conjunto técnico que tiene cada fabricante en su catálogo. Tenemos dos terminales con las mejores cámaras que sus respectivas compañías pueden ofrecer actualmente.

Además, también están equipados con los mejores procesadores y una cantidad enorme de memoria, tanto RAM como de almacenamiento. Quizás el Galaxy Fold destaque sobre el Huawei Mate X por incluir 12 GB de RAM frente a los 8 GB de su rival.

El Huawei Mate X destaca, sin embargo, por incluir una batería de mayor capacidad. Una batería que, además, cuenta con sistema de carga súper rápido.

Pero claro, toda esta tecnología e innovación hay que pagarlo. Ser el “early adopter” se suele pagar bastante caro. El día 20 de febrero el Samsung Galaxy Fold se convertía en el móvil más caro del mercado con un precio de 1.980 euros (sin contar las excentricidades, como los móviles bañados en oro y ese tipo de dispositivos). El récord le duró solo unos días, ya que el Huawei Mate X se lo quitó con un precio de 2.300 euros. ¿Quién da más?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,