Samsung-galaxy-s-i900Cuando hablamos de pantallas de móvil, el tamaño sí­ importa. Y un modelo que no tiene que preocuparse por decepcionar es Samsung Galaxy S i900. El dispositivo presentado el pasado mes de marzo, con bastante menos algarada que el iPhone 4, tiene todas las papeletas para convertirse en un éxito de ventas. Además, Samsung tiene la intención de que sea un terminal asequible, lo que constituye otro valor añadido.

El panel de Samsung Galaxy S i900 mide nada menos que cuatro pulgadas y ofrece una resolución de 480 x 800 pí­xeles. Su segunda, pero no menos importante caracterí­stica, es que de súper AMOLED. Para rematar, se ha empleado Mobile Digital Natural Image engine (mDNIe). Una tecnologí­a que el fabricante ha llevado a varios modelos de televisores LED y de LCD y que incrementa la nitidez de las imágenes.

Samsung-galaxy-s-i900-3

Al mDNIe hay que sumar las ventajas propias del súper AMOLED. Ya en 2009 nos hicimos eco de la noticia de que Samsung trabajaba por mejorar las prestaciones de sus paneles AMOLED. El resultado ha sido la evolución conocida por todos, gracias sobre todo a su presencia en móviles punteros como Samsung Wave S8500. Gracias a que necesitan menos potencia para funcionar, se contribuye a prolongar la autonomí­a del móvil. El brillo es cinco veces superior en comparación con el del AMOLED normal y los contenidos se visualizan mejor desde cualquier ángulo. También en condiciones adversas, como bajo plena luz del sol. En concreto, se se ve aumentada en un 20%. Además, como la función táctil se asienta de forma directa en la pantalla, sin capas intermedias, la respuesta gana en velocidad.

En resumen, los asiáticos se muestran dispuestos a plantar cara con sus pantallas a Apple y su iPhone 4 con Retina Display. El sistema Retina Display consiste en aumentar la densidad de pí­xeles por pulgada. En teorí­a, se obtiene una gran claridad. Pero no está exenta de inconvenientes. Al menos, así­ lo señala Samsung quienes, por supuesto, barren para casa. Entre las virtudes del AMOLED figura como ya hemos dicho la de un reducido consumo de energí­a. Samsung afirman que sus paneles gastan un 30% menos de baterí­a que los de tecnologí­a Retina Display. Por si fuera poco, señalan que el ángulo de visión está limitado frente al AMOLED y añaden que los niveles de contraste son inferiores. La polémica entre applemaní­acos y quienes se decantan por los productos de Samsung está servida. En España ya es posible obtener el Samsung Galaxy S con Movistar mediante su programa de puntos. El precio oscila entre los cero y los 426 euros y conlleva una permanencia de 18 meses como mí­nimo.

http://www.tuexperto.com/2009/06/23/samsung-quiere-mejorar-las-prestaciones-de-sus-pantallas-amoled/

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...