calling_k1

Contratar una tarifa plana para el móvil suele dar tranquilidad a muchos consumidores. Se paga una cantidad fija al mes, y se despreocupa. No es necesario estar pendiente de cuánto se habla, de cuánto se navega, ni de cuánto se gasta, porque ya se sabe con antelación. En otras ocasiones, la suscripción de una tarifa plana viene asociada a un contrato de permanencia.

Estos contratos son habituales cuando se adquiere un teléfono móvil exclusivo con un operador, y suelen ser de larga duración, por plazos entre un año y dos años. Según un estudio realizado en Reino Unido por Top10, una empresa dedicada a la comparación de tarifas y servicios de móviles y banda ancha, los consumidores regalan cada año 800 millones de libras (960 millones de euros) a las compañí­as de móviles. La razón es que han elegido una tarifa equivocada para sus necesidades.

calling_k2

De acuerdo con dicho estudio de Top10, cambiando a un contrato que se adapte mejor a las necesidades mensuales, los clientes de telefoní­a móvil podrí­an ahorrarse una media de 62 libras al año (unos 75 euros anuales). Un 55% de los usuarios de móviles entrevistados manifestaron que nunca consumí­an todos los minutos que habí­an contratado. La otra cara de la moneda son una minorí­a de clientes, el 8%, que superan el tope de sus contratos mensuales, debiendo abonar un exceso de 10 libras cada vez (unos 12 euros).

Con tantí­simos contratos de telefoní­a móvil no es fácil elegir. La realidad es que muchos usuarios encuentran confusas las tarifas. Lo sorprendente es que haya tantos clientes de móviles que estén regalando dinero a las compañí­as de telecomunicaciones. Los expertos aconsejan analizar el consumo en las facturas de meses anteriores antes de decantarse por una tarifa plana.

Fotos: kiwanja

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.