android_malware_1

Los códigos maliciosos para Android ya no son una rareza. Según aumenta la difusión del sistema operativo de Google en smartphones y en tabletas, también crece el interés de los ciberdelincuentes. En el año 2009 se detectaba la primera pieza de malware para Android, que era un programa espí­a. Este mes de marzo, ya habí­a más de setenta tipos distintos de códigos maliciosos para Android, según la compañí­a de seguridad Kaspersky.

Durante el año pasado, una de las principales técnicas empleadas por los cibercriminales para atacar los dispositivos con Android era utilizar un troyano dedicado a enviar mensajes cortos (SMS) a números premium. En septiembre de 2010, Kaspersky detectaba uno de esos primeros troyanos, el Trojan-SMS.AndroidOS.FakePlayer, creado por programadores de virus rusos. Esta pieza de malware se distribuí­a a través de sitios web maliciosos.

android_malware_2

En febrero de este año, se han descubierto varios códigos maliciosos para Android, como el troyano con funciones de puerta trasera Trojan-Spy.AndroidOS.Adrd.a. Se conecta a un servidor remoto y enví­a los números de identificación del smartphone infectado (el IMEI y el IMSI). Este troyano circula en China y sirve para aumentar las visitas de sitios determinados y obtener rendimientos ví­a publicidad.

También en febrero de 2011, otro troyano de la misma familia (Trojan-Spy.AndroidOS. Geinimi.a) se ha detectado en España, China, Estados Unidos, Brasil y Rusia. Y este mes de marzo, Kaspersky ha encontrado versiones infectadas de aplicaciones legí­timas en el Android Market, que contení­an root exploits, que permiten hacerse con el control del smartphone Android, con un nivel de acceso de administrador. Así­ consiguen que el teléfono móvil enví­e un fichero con el IMEI, el IMSI y otros datos del dispositivo a un servidor remoto en espera de recibir órdenes. Otro de los componentes permite descargar ficheros a escondidas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.