El buque insignia de Samsung (Samsung Galaxy S2), lleva la última tecnologí­a instalada. Además, puede crear contenido multimedia (fotografí­as y ví­deos) en una calidad muy alta, todo gracias a su potente cámara de fotos trasera que posee un sensor de ocho Megapí­xeles y puede grabar ví­deos en Full HD. Una vez capturado el contenido, éste puede ser visto en un televisor o monitor haciendo uso de diferentes conexiones. Una de ellas es mediante una salida HDMI y otra es haciendo uso del estándar de conexión sin cables llamado DLNA. Éste se emplea para comunicar entre sí­, distintos equipos de la casa, como por ejemplo: televisores, móviles, videoconsolas u ordenadores.

Samsung Galaxy S2 posee una aplicación dentro de su menú llamada AllShare. Ésta será la encargada de enlazar los diferentes equipos con el móvil avanzado de Samsung. No se necesitarán cables; todo será mediante conexión inalámbrica y sin ningún tipo de saltos ni ralentizaciones. Eso sí­, el equipo receptor debe ser compatible -esto se podrá saber mirando en las especificaciones del fabricante-. Aunque a dí­a de hoy, ya son diferentes marcas las que equipan a sus creaciones con el estándar DLNA. Algunas de ellas son: LG, Sony y la propia Samsung.

Pero metiéndonos de lleno en la posibilidad de compatir desde el Samsung Galaxy S2, el usuario deberá pinchar sobre el el icono “aplicaciones” de la pantalla principal de la interfaz e usuario Samsung TouchWiz y buscar el icono “AllShare”. Una vez dentro, se deberá configurar todos los parámetros para poder compartir ví­deos, fotografí­as, e incluso, música, sin ningún tipo de problema. Es decir, el usuario deberá introducir todos los datos en el apartado “Settings” de la tecla menú.

Una vez dentro, se deberá habilitar todas las posibilidades de compartir. Se puede elegir transferir ví­deos, música o fotografí­as. Además, el propietario deberá ponerle un nombre al móvil para que sea visible en el equipo receptor (televisor, ordenador, etc…). Como última contemplación, el usuario debe saber, que el estándar DLNA funciona mediante puntos inalámbricos WiFi. Por lo tanto, se deberá tener conexión a Internet en todo momento.

Una vez esté todo configurado, el propietario de Samsung Galaxy S2 ya está listo para poder “retransmitir” en una pantalla más grande, todo lo que tenga almacenado en la memoria interna del móvil inteligente. Los formatos y códecs compatibles con el equipo receptor, deben ser consultados en cada caso. Cada fabricante debe incluir en sus caracterí­sticas técnicas todos el material que podrá ser reproducido. En caso de no aparecer, el consumidor deberá hacer conversiones en el ordenador u optar por ceñirse a los formatos soportados.

Por último, el propietario también debe saber que hay diferentes maneras de poder conseguir el resultado esperado; reproducir contenido en una tele. Y es que en el caso de que el modelo de tele que se tenga en casa no sea compatible con el estándar de conexión DLNA, siempre se podrá recurrir a terceros. En otras palabras, Samsung Galaxy S2 podrá enviar el material a otros equipos sin cables de por medio como por ejemplo: a videoconsolas como PS3 o a reproductores, y estos, al estar conectados a la tele, servirán como equipos receptores y reproductores a la vez. Una vez se consiga proyectar el material en la pantalla, Samsung Galaxy S2 servirá como mando a distancia.

 

Tags: ,