Samsung Galaxy S

Se cumplieron los pronósticos. Finalmente, Samsung ha decidido que no actualizará el Samsung Galaxy S de primera generación -el modelo que se puso a la venta en mayo de 2010– a la última versión hasta la fecha del sistema operativo de Google, Android 4.0 Ice Cream Sandwich -ICS-.

A pesar de que las últimas semanas han estado plagadas de dimes y diretes al respecto, la decisión de la compañí­a surcoreana ha acabado por plantar la bandera de las actualizaciones en Android 2.3 Gingerbread, que será la versión más avanzada que conozca el primer buque insignia de la gama Galaxy de este fabricante.

Samsung Galaxy S

Dos han sido las razones que se han ido estribando en las pasadas jornadas como argumentos para que el Samsung Galaxy S no llegue a ver Android 4.0 funcionando de forma oficial. Para empezar, la interfaz TouchWiz de Samsung parece ser una de las causantes de la disidencia de ICS en este teléfono.

Por algún motivo que no se ha acabado de aclarar, la capa nativa de Samsung no se lleva muy bien con el último sistema de Google, al menos, siempre y cuando hablemos del Samsung Galaxy S. No obstante, al misma interfaz funciona en el Samsung Galaxy S2, con el que comparte la misma resolución –800 x 480 pí­xeles-, por lo que el problema debe estar en otro punto: la potencia.

El Samsung Galaxy S funciona con el Hummingbird a un GHz de velocidad, lo que podrí­a no ser suficiente para que ICS opere con normalidad. El Samsung Galaxy S2 lleva, por el contrario, el potente Exynos de Samsung, a una velocidad de 1,2 GHz, lo que parece que sí­ que es apto para la última plataforma de los de Mountain View.

Samsung Galaxy S

De residir aquí­ la razón del estancamiento del Samsung Galaxy S, podrí­amos asistir a un aluvión de terminales que se quedarán sin actualizar por los supuestos requerimientos de Android 4.0 -por ejemplo, todos los terminales de Sony Ericsson-.

Por otro lado, se planteó que en caso de que no hubiese actualización de Android 4.0 para el Samsung Galaxy S, este terminal recibirí­a un llamado Value Pack, o actualización dedicada que mejorarí­a Android 2.3 Gingerbread en este dispositivo como compensación por quedarse fuera del roadmap de ICS.

No obstante, parece ser que tampoco será posible hacerse con este paquete exclusivo, por lo que el Samsung Galaxy S firmará su permanencia en Gingerbread, sentenciando una trayectoria que habrá pasado por esta misma plataforma, así­ como FroYoAndroid 2.2– y Eclí irAndroid 2.1, con el que se estrenó en su lanzamiento-.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,