Samsung

La surcoreana Samsung no deja de lado el gancho de Windows Phone. Aunque su posicionamiento en el mercado tiene en Android un notable aliado, no hay que olvidar que el gigante asiático trabaja en múltiples plataformas, como la propia Windows Phone o su sistema nativo Bada ””que tiene visos de mutar en la dirección del entorno Tizen””.

En los últimos meses, tuvimos conocimiento de algunos dispositivos con los que la empresa con sede en Seúl ampliaba su catálogo dedicado al sistema de Microsoft para smartphones ””concretamente, los Samsung Focus S, Samsung Focus Flash y Samsung Omnia W””, a los que parece que podrí­a unirse un nuevo terminal.

Por el momento, responde al árido nombre de Samsung SGH-i667, aunque también dispone de un nombre en clave que podrí­a servir como designación comercial. Éste serí­a Mandel, aunque no las tiene todas consigo para acabar siendo el tí­tulo oficial que se le asigne al dispositivo ””ya sabemos que Samsung tiene una polí­tica muy marcada en lo que se refiere a catalogar terminales dentro de una designación especí­fica””. Hemos conocido de la existencia del nuevo móvil Samsung con Windows Phone gracias a su paso por la FCC ””el organismo que vela por la correcta adecuación de los dispositivos a sus caracterí­sticas, así­ como quienes certifican el funcionamiento de los terminales que llegan al mercado””.

Samsung Mandel

Además del nombre técnico del teléfono y de su adcripción a la gama Windows Phone, la FCC ha dejado al descubierto algunas caracterí­sticas adicionales de este móvil táctil. Para empezar, sabrí­amos que tiene unas dimensiones de 121,6 milí­metros de alto por 62,7 milí­metros de ancho. El Samsung Galaxy S2, con sus 125,3 x 66,1 milí­metros desarrolla una pantalla de 4,3 pulgadas, por lo que podrí­amos intuir que este nuevo terminal podrí­a tener una pantalla de cuatro pulgadas. De hecho, el Samsung Omnia W, con sus 3,7 pulgadas, tiene unas medidas de alto por ancho menores que el misterioso Samsung Mandel.

Por otro lado, los datos que se han filtrado desde la FCC dedican una mención especial al apartado de las conexiones. El nuevo Samsung con Windows Phone serí­a compatible con redes 3G, Wi-FI, GPRS y, ojo que aquí­ viene lo bueno, LTE. El LTE, ya lo sabrás, es el estándar que se está imponiendo para el tráfico de datos móviles de última generación, capaz de desarrollar tasas de descarga de hasta 100 Mbps. El único móvil equipado con Windows Phone que soporta este tipo de conexiones es el Nokia Lumia 900, aunque por ahora no se conoce con seguridad cuándo se pondrá a la venta ””pese a que se piensa que será el próximo mes de abril””.

No hay noticias sobre el lanzamiento del Samsung Mandel, aunque sabiendo que la firma coreana celebrará un evento la próxima semana ””concretamente, el 22 de marzo””, cabe la posibilidad de que este terminal quede al descubierto. Recuerda que uno de los candidatos a ser desvelado en la cita que la compañí­a ha convocado en Amsterdam para esa fecha es precisamente el Samsung Galaxy S3, con lo que la presentación de un nuevo Windows Phone de la firma podrí­a quedar eclipsada ante la expectación que genera por méritos propios la renovación del buque insignia de la compañí­a.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,