Microsoft Surface

Durante su presentación, las tabletas Surface de Microsoft levantaron una razonable expectación. Su diseño y filosofí­a situó a este dispositivo en una posición que podrí­a llegar a plantear una seria batalla al que hasta ahora es el gallo más bravo del gallinero, el iPad de Apple. No obstante, la cuestión del precio ””importante cuestión”” invitaba a la prudencia antes de lanzar las campanas al vuelo y situar a Microsoft como un importante escollo en las aspiraciones de los de Cupertino en lo que a cuota de mercado de tabletas se refiere.

Microsoft Surface

Hoy sabemos que el precio no será uno de los argumentos que empleen los de Redmond para seducir al mercado de consumo de este tipo de dispositivos. Al menos, si atendemos a la información que sacan a la luz los chicos de The Next Web. Desde este medio ponen de relieve lo que costará hacerse con los modelos equipados con sistema Windows RT y Windows 8 Pro ””cada terminal orientado a un tipo de público y con distintas caracterí­sticas, con distintas aproximaciones a la versión completa de la próxima plataforma de Microsoft””. Y el dato no es especialmente halagí¼eño.

Para empezar, el modelo más económico sitúa su precio en 600 dólares. Esto supone unos 480 euros, al cambio actual, siempre y cuando se respete la traducción de divisas, por poco probable que sea, con lo que cabrí­a esperar que llegue a Europa por un precio próximo a los 600 euros. Hablamos del dispositivo más delgado de los dos que se presentaron, que equipa la versión de sistema pensada para funcionar sobre arquitectura móvil ARM, una edición que, pese a basarse en Windows 8, no tendrá el potencial de la versión Pro que conoceremos en el otro modelo de la tableta, distanciándose así­ de la experiencia de la plataforma completa.

Microsoft Surface

En cuanto al otro tablet, el que sí­ que llevará la versión del sistema que conoceremos en los ordenadores portátiles y sobremesa, su precio será, agárrate, de unos 1.000 dólares, que vienen a ser unos 800 euros, al cambio actual. Incluso, en caso de que se respete el coste de las divisas, Microsoft tendrí­a que hacer severos esfuerzos para poder hacer ver a su usuario objetivo el valor diferenciador de esta tableta respecto al iPad de Apple. Lógicamente, para empezar, el modelo base de Surface con Windows 8 Pro tiene una memoria de 64 GB, que es lo que lleva el nuevo iPad en su mayor tramo. No obstante, en este punto influirá también algo que puede llegar a ser un jarrazo de agua frí­a para muchos: la conectividad.

Y es que según informa Bloomberg, el estreno de ambos modelos se llevará a cabo sólo con opciones Wi-Fi integradas. Es decir, nada de integración 3G por el momento. Insistimos en que no es un dato confirmado por Microsoft, aunque parece que la información tiene severos visos de ser cierta, con lo que las Surface perderí­an cierta capacidad competitiva, al menos en términos de variedad y precio, respecto a otros modelos del mercado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.