MeeGo

Fue el año pasado por estas fechas cuando conocimos el Nokia N9. Aquel dispositivo presumí­a de carcasa de cuerpo único desarrollada en policarbonato, pantalla de 3,9 pulgadas y un sistema multiplataforma que prometí­a con reclamar una importante parcela de atención: MeeGo. No obstante, parece que, pese al esfuerzo que requirió llegar al punto de presentar ese móvil, lo de la finlandesa y MeeGo no pasó de ser un amor de verano. Microsoft esperaba a la vuelta de las vacaciones, y llevaba a Windows Phone de la mano. Finalmente, los aplausos por el Nokia N9 se sintieron tras el lanzamiento controlado del terminal en varias regiones del globo, aunque el clamor se dejó sentir más sobre el Nokia Lumia 800, un móvil que hací­a gala de las mismas caracterí­sticas técnicas, pero con la plataforma de los de Redmond.

Los problemas financieros de Nokia y el desinterés de la directiva en torno a MeeGo hicieron el resto. La membrana que amparaba al futuro de la plataforma se fue disolviendo, y aunque no son pocos los halagos recibidos por el Nokia N9 y MeeGo, su proyección se ha limitado a lo anecdótico en términos comerciales, relegando este dispositivo a la categorí­a de móvil para desarrolladores. No obstante, el esfuerzo demostrado por el equipo de MeeGo ””sistema diseñado al alimón con la norteamericana Intel, y concebido a partir de arquitectura Linux para funcionar en móviles, tabletas, ordenadores e incluso ordenadores de abordo en vehí­culos”” no habrí­a caí­do en saco roto.

MeeGo

La escisión entre Nokia y el equipo de desarrollo de MeeGo no sólo se hizo notar en forma de despidos. Los propios ex-empleados de la compañí­a dedicados al desarrollo de este entorno habrí­an decidido coger el toro por los cuernos, y como resultado, han hecho oficial la irrupción de Jolla en el horizonte de firmas dedicadas al sector de la telefoní­a.

Jolla es, según señala el antiguo responsable de MeeGo y actual consejero delegado de esta nueva firma, Jussi Hurmola, la reacción natural al estancamiento que sufrió la plataforma en los últimos tiempos, cuando Nokia detuvo el progreso del sistema en favor de Windows Phone, por un lado, y Symbian ””hoy, Nokia Belle””, por otro.

El trabajo de Jolla no se circunscribirá únicamente al desarrollo de MeeGo, sino que la estrategia estará diseñada conjuntamente a los terminales en los que funcione. En los últimos dos años sonaron varios fabricantes a la hora de trabajar en el lanzamiento de móviles compatibles con MeeGo, como Samsung, LG o Sony Ericsson, aunque en estos momentos ese futuro resulta tan incierto como borroso. No obstante, para evitar incentidumbres, la propia compañí­a de nueva creación se encargarí­a de preparar teléfonos con los que hacer que los usuarios pudiesen acceder a MeeGo.

Por otro lado, en el comunicado emitido por Jolla se ha señalado que en esta nueva etapa MeeGo contará con una nueva interfaz, aunque no se han aportado detalles al respecto. En su versión instalada en el Nokia N9, el sistema se adaptó al aspecto caracterí­stico de Nokia Anna y Nokia Belle, con lo que es presumible que en su distanciamiento a la compañí­a que le dio la espalda a la plataforma MeeGo muestre un diseño renovado que ayude a darle más autonomí­a al proyecto. Habrá que seguir de cerca qué tal les va a los chicos de Jolla.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp