Samsung ATIV S

La surcoreana Samsung sigue dándose un baño de multitudes con su Samsung Galaxy S3, un móvil que además de alcanzar ventas millonarias y un altí­simo grado de satisfacción entre sus usuarios, cuenta con el respaldo de la prensa especializada, que se lanza en masa a reconocerlo como el mejor smartphone de 2012. No obstante, la borrachera de éxito que está viviendo con este equipo trae sus consecuencias.

Y si ya te adelantábamos en dí­as pasados que la demanda del Samsung Galaxy S3 podrí­a haber sido la causa de un revés en los plazos de lanzamiento del Samsung ATIV S, hoy toca poner sobre la mesa nuevos indicios que apuntan a un retraso en la hoja de ruta que la compañí­a tení­a trazada para la puesta de largo de su primer móvil con Windows Phone 8.

Samsung ATIV S

Si bien, como decí­amos, ya se habí­a planteado a través de rumores que el Samsung ATIV S no se dejarí­a ver en establecimientos y distribuidores europeos antes de enero de 2013, a través del sitio ePrice hemos sabido que, oficialmente, esa será la fecha de lanzamiento del dispositivo en Taiwán. Así­ se expresó durante la presentación del equipo en la región asiática, donde, al cambio de divisas, se pondrí­a a la venta por un precio de unos 500 euros. Por desgracia, Samsung no se ha pronunciado al respecto de los planes que ya tendrí­a fijados en el calendario para la llegada del Samsung ATIV S al Viejo Continente, por lo que sólo podrí­amos aferrarnos a este rosario de indicios.

En cierto modo, el Samsung ATIV S es una especie de viraje técnico del Samsung Galaxy S3 en dirección a Windows Phone 8. A pesar de que el diseño no es estrictamente el mismo que el del galardonado smartphone con Android, muchas de las prestaciones presentes en el Samsung ATIV S recuerdan, no por causalidad, al Galaxy S3. De este modo, por ejemplo, nos topamos con una pantalla HD Super AMOLED de 4,8 pulgadas y resolución de 1.280 x 720 pí­xeles, así­ como con una cámara de ocho megapí­xeles, equipada con flash LED y capaz de filmar ví­deos con calidad FullHD. Hasta aquí­, todo igual.

Samsung ATIV S

No obstante, en el procesador comienzan las diferencias. No damos en este caso con el Exynos 4 Quad de cuatro núcleos a 1,4 GHz, sino con una unidad dual-core a 1,5 GHz. Sí­ que lleva un GB de memoria RAM, aunque en función de la capacidad interna el Samsung ATIV S se queda en sendas versiones de 16 y 32 GB ””nada de 64 GB””, permitiendo, eso sí­, la expansión de memoria mediante unidades microSD de hasta 32 GB.

En conexiones, nos encontramos con todo lo que podrí­amos esperar. O al menos, casi todo. En sentido estricto, no hay quejas: la conectividad no se olvida de 3G, Wi-Fi, NFC, Bluetooth o microUSB. Habrá quien eche en falta una salida miniHDMI, aunque no debe entenderse propiamente como una pega al dispositivo, que cuenta además con una atractiva estructura de aluminio que le confiere al conjunto mucha robustez y solidez. Habrá que esperarlo con paciencia, porque es sin duda uno de los Windows Phone 8 a tener en cuenta.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.