ZTE Grand S

Ya lo vení­amos diciendo desde hace meses: 2013 es el año de las pantallas FullHD para móviles. Y la firma china ZTE, en sus aspiraciones de colocarse entre los tres primeros fabricantes en 2015, acepta el pulso al que ya se han apuntado HTC, Huawei y Sony, y que a lo largo del año contará con más competidores, como Samsung o LG. Este ZTE Grand S viene a presentar el que podrí­a ser el estándar para este tipo de equipos en lo tocante a la pantalla. Hablamos de un panel de cinco pulgadas que distribuye la reglamentaria resolución de 1.920 x 1.080 pí­xeles. Y para poder presentar argumentos en su segmento, el equipo que postula ZTE para competir se centra en el grosor.

Esto es así­ por un perfil de sólo 6,9 milí­metros, lo que aparentemente deberí­a corresponder además con un peso relativamente liviano ””habida cuenta además de que la baterí­a no está dotada de un amperaje especialmente alto””. Por otro lado, además de la gran pantalla y el delgado grosor, el ZTE Grand S presenta argumentos de peso para ser una referencia de cara a una buena parte del mercado. Por ejemplo, lleva un procesador realmente potente. Se trata del Snapdragon S4 Pro, una unidad de cuatro núcleos que desarrolla una frecuencia de 1,7 GHz. Y por si fuera poco, además está dotado de una memoria RAM de dos GB.

ZTE Grand S

En cuanto a la memoria destinada al almacenaje de datos, el ZTE Grand S instala 16 GB de serie, que podrí­an ampliarse con la ayuda de una tarjeta microSD de hasta 32 GB. En el plano multimedia también saca músculo este terminal. El combo de cámaras es prueba de ello. Lo que encontramos es un sensor principal de trece megapí­xeles con flash LED, así­ como uno secundario de dos megapí­xeles. En ambos casos, la resolución máxima para captura de ví­deo llega al tope FullHD, de nuevo. Además, el ZTE Grand S está preparado para funcionar con el estándar de de conexiones de datos de cuarta generación LTE, aunque como ya hemos contado en alguna ocasión, esta función no cuenta con respaldo comercial en nuestro paí­s por el momento.

La baterí­a a la que aludí­amos antes tiene admite una carga máxima de 1.780 miliamperios. Aunque no hay datos acerca de la autonomí­a que es capaz de alcanzar el equipo con esa unidad, en principio podrí­a residir ahí­ el fallo del ZTE Grand S, dado que, en comparación con lo que presentan otros terminales de su género ””e incluso de la generación anterior””, la diferencia de amperaje está demasiado acusada. El ZTE Grand S es muy potente y tiene una pantalla de dimensiones y calidad demasiado generosas para una baterí­a de ese tipo, por lo que a menos que se amplí­e algo más de cara a su lanzamiento, podrí­amos estar ante un teléfono que dependa excesivamente de un punto de carga con más frecuencia de lo deseable. Será durante este primer trimestre cuando se ponga a la venta en China, y se espera que el despliegue por el resto de los mercados se produzca entre los meses de abril y junio.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre... ,