Movistar

Movistar y Vodafone presentan un órdago a la competencia, representada principalmente en las OMV y Yoigo. Según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, las dos principales operadoras de nuestro paí­s han perdido una importante tajada del pastel durante el último año, y la situación no pasa inadvertida entre los responsables de ambas compañí­as. Azuzados por ello, en breve pondrán en marcha una nueva paleta de tarifas que operarán como agresivas alternativas a los bajos precios del resto de empresas del mercado, según hemos conocido a través de El Economista.

Desde este momento, Vodafone ha iniciado una reconfiguración de su oferta que culminará en junio. En primer lugar, las tarifas Base pasan a partir de una cuota de 10,9 euros al mes, lo cual da acceso como hasta ahora a realizar llamadas por 1,21 céntimes al minuto ””más 18,15 céntimos de coste de establecimiento””, aunque duplicando la franquicia de datos y el paquete de SMS, alcanzando un GB de tráfico mensual y 1.000 mensajes. No obstante, desde junio, una vez superada la franquicia de datos, se facturarán bloques adicionales, de modo que se cobrarán 2,42 euros por paquetes de 100 MB.

Vodafone

Esto en lo concerniente a las tarifas por consumo, ya que Vodafone se reserva una de las llamadas «infinitas», definida por un pago único de 38,72 euros al mes, disponiendo de llamadas ilimitadas, sin coste de establecimiento, con 1,5 GB de tráfico de datos y un paquete de 1.500 SMS. Eso sí­, en todos los casos descritos para la operadora roja, el cliente deberá comprometerse a no abandonar la compañí­a durante los 24 meses posteriores a la firma del contrato. Asimismo, dentro de la combinatoria de tarifas Red, la bautizada como Red 3 incluirí­a a petición del usuario un par de tarjetas SIM adicionales, las cuales el cliente podrí­a llegar a emplear para compartir su franquicia de Internet desde otros equipos ””tarjetas, pinchos USB, etc””.

En cuanto a Movistar, su nueva oferta bascula en dos opciones: Movistar Cero y Movistar Total. La primera es una fórmula que sólo cobrará al usuario cuando realice llamadas, independientemente de la duración de las mismas, ya que sólo se facturará el establecimiento de llamada (18,15 céntimos). Además, el cliente dispondrá de un paquete de 500 MB para navegación online y 500 mensajes SMS al mes. En caso de que la franquicia de datos se le quede corta al usuario, éste podrí­a ampliarla por un coste mensual de 12,1 euros, lo cual ampliarí­a la misma con un GB adicional. La segunda opción, Movistar Total, es la «infinita» de la operadora azul. La propuesta es prácticamente la misma que la descrita para Vodafone, aunque se queda en un GB de tráfico mensual, así­ como en 1.000 mensajes SMS. En contrapartida, en estas dos tarifas se aplica un periodo de permanencia menor, 18 meses, y no habrá facturación por descarga de datos fuera de las franquicias contratadas, sino que se producirí­a una merma en la velocidad de transferencia.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,