Nokia Lumia 925

Cuando vamos camino del tercer aniversario de la presentación de Windows Phone, el sistema de Microsoft para smartphones es motivo de alegrí­a para la compañí­a de Redmond. Ya es la tercera gran plataforma en volumen de usuarios, arrebatándole el puesto a BlackBerry que, dicho sea de paso, no atraviesa su mejor momento. No obstante, no conviene restar méritos a los artí­fices de Windows Phone. La plataforma dispone de una serie de puntos que lo hacen especialmente atractiva, especialmente por la consonancia con la polí­tica con la que la finlandesa Nokia está impulsando la expansión del sistema operativo en el mercado. Veamos con calma cinco de las claves que pueden determinar que un usuario se decante por hacerse con un terminal con Windows Phone.

Sencillez con alto grado de personalización

Vamos a centrarnos en Windows Phone 8, que es la versión más reciente de este entorno. Ya desde Windows Phone 7, Microsoft ha hecho de la simplicidad un emblema en su sistema operativo para móviles. La pantalla principal recurre a la interfaz Metro, compuesta por una serie de casillas que se ordenan en cuadrados y rectángulos que se pueden configurar en tres tamaños distintos. Dichas casillas, o teselas, son los iconos que sirven como botones, pero al mismo tiempo, pueden disponer de animaciones que cobran vida en la pantalla, aportando viveza y dinamismo al aspecto general.

Una segunda pantalla da acceso a todas las aplicaciones y utilidades instaladas, dispuestas en un listado vertical que se ordena siguiendo criterios cronológicos de instalación. Es decir, que lo último que hayamos descargado si sitúa en el extremo final de la lista. Una vez dentro de las aplicaciones, la navegación entre las opciones se dispone en apartados que se presentan siguiendo barridos horizontales, permitiendo desplazarse entre las distintas secciones con mucha rapidez.

Nokia Lumia 520

Integración con servicios de Microsoft

El sistema operativo de la casa para ordenadores está por encima del 91 por ciento según datos de NetMarketShare, y la suite ofimática de la compañí­a (Word, Excel, Powerpoint, etc) es una referencia en el mercado. Siendo así­, a muchos usuarios le agradará saber que la comunicación entre los entornos de Microsoft con Windows Phone 8 es óptima, por lo que quienes trabajen con este tipo programas verán un gran aliado en la plataforma para móviles. También dispone de otros servicios perfectamente integrados en el ecosistema de Microsoft, como Skype o Xbox Live.

Servicios multicuenta

Aunque Android, iOS y BlackBerry 10 ofrecen una buena y completa experiencia de usuario en lo tocante a la integración de todas las cuentas instaladas en el equipo (Gmail, Facebook, Twitter, LinkedIn, Whatsapp…), la potencia de Windows Phone en este apartado gana por puntos en el combate. Además de que combina muy satisfactoriamente en un mismo apartado todas las redes sociales del usuario, a la hora de concentrar conversaciones Windows Phone ofrece mucho orden y comodidad, de modo que podemos tener en un mismo apartado las interacciones con un contacto independientemente del canal usado, ya sea Whatsapp, Facebook, Twitter, SMS o a través de alguna de las cuentas de correo electrónico.

Nokia Lumia 720

Aplicaciones

Siendo honestos, Windows Phone se encuentra todaví­a a una notable distancia de iOS y Android en volumen de aplicaciones descargables en las estanterí­as virtuales de su tienda. Pero este argumento comparativo se hace inconsistente cuando comprobamos que prácticamente todas las utilidades y juegos más populares que puede llegar a exigir el usuario están disponibles. Quizás Instagram sea la gran ausencia, y se han diseñado alternativas como Itsdagram o Hipstamatic, que aunque ofrecen una experiencia similar en lo que se refiere al uso de filtros, carecen de la profundidad de la conocida app fotográfica en su dimensión de comunidad.

Control parental

Tanto Android como iOS tienen a su alcance aplicaciones que protegen determinados espacios del terminal para evitar usos no deseados. En el caso del sistema de Google, las tabletas que funcionan con la versión más reciente disponen de un perfil de configuración multiusuario que, a grandes rasgos, tiene ciertos parecidos con lo que trae de serie Windows Phone. Lo que ofrece el entorno de Microsoft profundiza en el concepto de control parental, de modo que cuando el móvil caiga en manos de los hijos del usuario ””o de cualquier otra persona””, no disponga de acceso a todos los contenidos del sistema. Esto resultará especialmente interesante cuando se trate de bloquear la entrada en la tienda de aplicaciones o en documentos de gran importancia, con vistas a evitar sustos innecesarios.

Otras noticias sobre...