Sony Xperia J

El Sony Xperia J responde a la definición perfecta de un gama media, pero lo hace con un precio de gama de entrada. Al menos, en este momento, cuando ya han pasado muchos meses de que fuese puesto a la venta. El coste que un usuario tendrí­a que asumir para llevarse este Sony Xperia J en formato libre es de 180 euros, al menos, según la valoración oficial. Y es que si huroneamos lo suficiente, podrí­amos encontrarlo a precios mucho más asequibles. En cualquier caso, si lo que nos interesa es gastarnos lo menos posible para poder llevarnos este Sony Xperia J, lo más interesante es recurrir a las opciones que brindan las operadoras que lo comercializan en este momento.

La compañí­a española Yoigo es una de ellas. Esta telefónica, participada mayoritariamente por la sueca TeliaSonera, ha buscado la forma de simplificar al máximo la baterí­a de precios con los que desplegar las ofertas del Sony Xperia J. Y tanto ha simplificado que se queda con dos únicos precios. Quienes anden en la necesidad o la conveniencia de cursar una nueva alta o realizar una portabilidad desde modalidad prepago, y al mismo tiempo quieran conseguir el Sony Xperia J, tendrán que pagar 140 euros por el dispositivo. Esta opción no admite abonos fraccionados en cuotas, y se aplica a cualquiera de las tarifas que dispone la operadora (Infinita 15, Infinita 20, Infinita 25, Infinita 35 y la tarifa del cero) en este apartado.

Sony Xperia J

Por otro lado, si lo que quisiéramos o estuviésemos dispuestos a aceptar fuera una portabilidad desde una cuenta de contrato, el precio del Sony Xperia J se pondrí­a mucho mejor, ya que pasarí­amos a pagar sólo 20 euros por él. No hablamos de un desembolso inicial al que se sumarí­an cuotas durante un par de años, sino que nos limitarí­amos a abonar esos 20 euros y punto: nada de financiación ni pagos posteriores que no sean los propios de la tarifa. Ante esto, cabe preguntarse dónde reside el truco. Y quienes estén familiarizados con la polí­tica de las operadoras ya habrán acertado a verlo: la permanencia.

Y es que para poder adherirse a estas ofertas, el cliente tendrá que aceptar un compromiso que lo ligará a la compañí­a durante dos años, sin posibilidad de cambiar la tarifa contratada, a menos que se pase a otra de mayor importe mensual de base. Por ejemplo, si sacásemos el Sony Xperia J asociado a la tarifa del cero, durante los 24 meses posteriores a la firma del contrato podrí­amos cambiar a otra de las que hemos mencionado, ya que ésta supone un gasto mí­nimo mes a mes de casi once euros, mientras que las demás parten de los 18,15 euros.

Pero si contratásemos la Infinita 35, no habrí­a vuelta atrás, ya que esta opción es la que mayor importe acarrea en cada factura, partiendo de 42,35 euros ””permaneciendo ahí­ en caso de que no enviemos mensajes SMS o llamemos a números extranjeros o de tarificación especial””. Cuestión de cada cual será por tanto valorar si la oferta por el Sony Xperia J merece la pena o no en función de estas condiciones.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,