USB on the go

Es quizás el gran desconocido de la tecnologí­a que silenciosamente se ha ido incorporando a la telefoní­a móvil. Su nombre es USB on the go, y si hacemos memoria recordaremos que fueron dos móviles de Nokia el que abrió el melón de su incorporación al mundo de los smartphones. Corrí­a el año 2010, y la finlandesa presentaba su lí­nea de equipos con Symbian 3. En concreto, eran los Nokia N8 y Nokia E7, equipos que entre sus prestaciones mostraban con orgullo la capacidad de leer memorias externas valiéndose únicamente de un adaptador. El adaptador compatible con la función USB on the go, de hecho.

El USB on the go es un sistema que, básicamente, permite parear un par de dispositivos mediante el estándar USB. Esto, que parece tan poco sorprendente por la tradición que tenemos en conexiones con ordenadores y portátiles, resultó entonces muy destacable, como lo sigue siendo hoy aunque sea una de las prestaciones más desconocidas de los smartphones que son actualmente compatibles con este estándar.

USB on the go

La peculiaridad que en el terreno de la telefoní­a móvil tiene el USB on the go es que, a diferencia de otros equipos, los smartphones no presentan un conector USB convencional, sino una versión reducida que impide usar cables convencionales (microUSB). Es por ello que recurrir al adaptador correspondiente podrí­a haber dificultado su incorporación a los hábitos del usuario. Sin embargo, en la práctica, esto no deberí­a ser un inconveniente, ya que es posible adquirir uno de esos interfaces por precios muy asequibles, que en el mejor de los casos apenas rondan los dos euros por unidad.

Haciéndonos con el correspondiente accesorio para nuestro móvil, conseguirí­amos que éste leyese memorias externas, cargándolas como si le hubiésemos instalado una tarjeta microSD. Para ello, lógicamente, el terminal debe ser compatible con la función USB on the go, aunque la práctica mayorí­a de los modelos de referencia que hoy podemos encontrar en el mercado disponen de este perfil. Por hacer un somero repaso a algunos de ellos, podrí­amos señalar toda la familia Samsung Galaxy S y Galaxy Note entre ellos, así­ como los Sony Xperia (y Sony Ericsson Xperia) y varios modelos de LG y Huawei. El HTC One también nos permite disfrutar de esta utilidad.

A la hora de darle un uso práctico al sistema USB on the go comprobaremos que por el irrisorio precio del adaptador las posibilidades son de lo mas interesantes. Para empezar, contar con uno de estos interfaces nos permitirá acceder a la información contenida en cualquier disco duro o lápiz de memoria para poder consultar datos sin usar otros dispositivos. Bastarí­a con enchufarlo para que nuestro móvil lo reconozca y nos permita explorar sus contenidos que, siempre y cuando estén registrados en un formato de archivo compatible con nuestro dispositivo, podrí­amos leer como cualquier otro que estuviese alojado en la memoria interna del teléfono o de la tarjeta microSD.

Además, si combinamos caracterí­sticas disponibles en nuestro smartphone, la posibilidad de exprimir la función USB on the go gana en atractivo. Supongamos por ejemplo que queremos enviar la señal de nuestro dispositivo a una pantalla u otro terminal usando alguna de las normas inalámbricas compatibles (DLNA, Miracast, AllShare, etc), y que el objeto que queremos trasladar no está en el móvil, sino en una unidad de memoria externa. Con sólo usar la función USB on the go, podrí­amos solucionar la situación con rapidez, algo que puede llegar a ser muy socorrido en caso de realizar presentaciones sin tener que pasar la información al almacenamiento del teléfono.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...